> Mensajes >
La Vida en el Cielo (1)   
2007-04-29
 
Rev. Jaerock Lee

Pasaje
Apocalipsis 21:3-4
“Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, miembros de las más de 5,600 iglesias de la familia Manmin en Corea y en todo el mundo incluyendo los Estados Unidos, Canadá, Perú, Honduras, Bolivia, El Salvador, Argentina, el Reino Unido, Alemania, Francia, Rusia, Italia, Bélgica, Países Bajos, Belarús, Ucrania, Estonia, China, Japón, Pakistán, Nepal, Indonesia, Filipinas, Taiwán, India, Mongolia, Israel, Egipto, Kenia, Uganda, República Democrática del Congo, Gabón, Angola, Burundi, Rwanda, Nigeria, Tanzania, Botswana, Swazilandia, Cote d’Ivoire, Sudáfrica, y miembros del Santuario local, aquellos que están atentos a este servicio por la Internet y la Televisión en todo el mundo.
Este es el décimo sétimo sermón de la serie de sermones ‘Cielo’.
En la última session, les hablé sobre las diferentes moradas en los ambientes de vida del cielo.
Cuando les expliqué sobre la residencia del tercer reino del cielo en la última sesión, les hablé sobre “La Corte Updown” que la revista ‘Forbes Magazine’ emitió una lista de las casas más caras del mundo.
Hoy quiero darles una explicación más sobre aquella casa. La Revista ‘Forbes Magazine’ ubicó a la “Corte Updown” como la casa más cara del mundo sólo entre las casas en venta.
De hecho, hay otras casas más caras y más maravillosas como las de los hombres ricos mundialmente conocidos y los palacios de los reyes y las familias reales en el mundo.
Pero esas casas nunca han estado en venta, y nadie calculó su precio. Así que la revista ‘Forbes Magazine’ publicó sólo el precio de casas en venta.
Queridos hermanos y hermanas en Cristo,
El cielo no es sólo un mundo de ensueño que los niños imaginan mientras leen los cuentos de hadas. No es un país imaginario que desean y anhelan las personas que están cansadas de su vida en la tierra.
El cielo es realmente mucho más hermoso y feliz que el mundo imaginario de los cuentos de hadas. Realmente existe.
Muchas personas de este mundo piensan que este mundo visible es todo, pero este mundo es sólo una sombra, y la entidad real es el reino de los cielos.
También en este mundo, vivimos sólo por un tiempo, pero en el reino de los cielos viviremos para siempre.
Les estoy hablando detalladamente sobre el reino celestial que en realidad existe.

1 Corintios 15:19 dice: “Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres.”
Pero los creyentes no somos dignos de conmiseración, sino que verdaderamente somos benditos debido a que el reino celestial en verdad existe. Somos benditos porque podemos prepararnos para disfrutar la más grande de toda la felicidad en aquel reino de los cielos. Por tanto, oro en el nombre del Señor para que acepten este mensaje con completa fe y esperanza para que disfruten del gozo y la felicidad en el reino de los cielos.

Cuerpo

Queridos hermanos y hermanas en Crito, el versículo 4 del pasaje de hoy dice, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”
Sí, es verdaderamente real. Para empezar, en el reino celestial nuestro cuerpo no sufrirá de ninguna enfermedad o de estrés, así que siempre estaremos sanos y fuertes.
Además, nunca vamos a llorar de dolor, ni vamos a sentir frustración por situaciones difíciles, o nos vamos a afligir por algo.
Conoceremos y experimentaremos solo cosas que sean agradables y que traen felicidad. Siempre estaremos llenos de gratitud y alabanzas porque somos tocados por el amor de Dios Padre en todo momento. Sólo por estar en el espacio del reino de los cielos, sentiremos gran paz y felicidad.
Adicionalmente, Dios ha preparado muchos tipos de instalaciones recreativas para dar a sus hijos más dicha y mayor felicidad.
Como les dije en la última sesión, aquellos que entran en el segundo reino del cielo pueden recibir una instalación recreativa -la que más les guste- en su casa individual.
Pero los que han desechado todas las formas de mal y se han santificado, van al tercer reino, y pueden tener cualquier tipo de instalaciones recreativas que quieran tener en su casa.
Aquellos que entran en la Nueva Jerusalén también tendrán cualquier tipo de instalaciones que les guste, pero el tamaño y la extensión de ellas serán mucho mayores y mejores que las del tercer reino.
Ahora, ¿Qué tipo de resort o instalaciones recreativas tiene el primer reino del cielo? En el primer reino, hay algunos resorts e instalaciones recretivas, pero son de uso público.
Ya les he dicho que las casas en el primer reino del cielo son como los apartamentos de este mundo.
En los apartamentos de este mundo, pueden tener algunas instalaciones dentro del complejo para el uso de todos los residentes. De la misma manera, también en el primer reino hay instalaciones recreativas públicas.
Por ejemplo, hay parques que tienen árboles de aspecto maravilloso y lindas flores, y hay también lagos y paseos que son para el uso público.
Asimismo, las personas tendrán piscinas de uso común, campos de golf, canchas de tenis, o parques de diversiones.
El mantenimiento de estas instalaciones públicas está a cargo de los ángeles, para que estén en buenas condiciones todo el tiempo; así que, incluso cuando muchas personas las usen, no se ensuciarán ni se desgastarán, y nunca se averiarán.
También, cuando los hijos de Dios quieran usar cierto tipo de instalación, los ángeles los ayudarán en todo lo que quieran hacer, para que puedan usarlo sin ninguna dificultad. No hay ningún ángel asignado para atender personalmente a ningún individuo en el primer reino del cielo, pero hay ángeles allí para ayudar a los hijos de Dios en todo lo que necesiten.
En el primer y Segundo reinos del cielo, los ángeles no sirven a los individuos leyendo sus mentes como en la Nueva Jerusalén del tercer reino del cielo. Es necesario hablar a los ángeles y les proporcionarán la ayuda que necesiten.
Hay también muchos ángeles en el paraíso, pero el rol principal de los ángeles en el paraíso no es ayudar a los hijos de Dios, sino el mantenimiento de las diversas instalaciones del paraíso.
Les dije que no hay casas de propiedad personal en el paraíso, sino que hay lugares parecidos a albergues de ayuda pública. Entonces ¿Eso significa que no hay instalaciones recreativas en el paraíso?
Incluso en los albergues de ayuda pública en esta tierra, tienen televisores para que todos vean. También tienen instalaciones deportivas y equipos como mesas para jugar tenis de mesa, o patio de recreo para niños. Igualmente, en el paraíso hay algunas instalaciones recreativas y algunas instalaciones para deportes o juegos.
Pero, la calidad y el nivel de importancia de aquellas instalaciones son muy diferentes de las de otros lugares de morada del cielo.
Por ejemplo, solo piense en un patio de recreo. Un patio de recreo en un centro de guardería público y otro en un complejo de apartamentos de primera clase, son muy diferentes en importancia, y la calidad de las instalaciones también varía.
Es como comparar las diferencias entre Disneylandia, y otros parques de diversiones en Corea, como Seúl Land, Lotte Word, y Everland, a un patio de recreo en su cuidad.
Incluso en esta tierra, cada parque de diversiones tiene grandes diferencias el uno del otro, y de la misma forma, las instalaciones recreativas en el reino celestial también son muy diferentes en su calidad y tamaño en los diferentes lugares de morada.
Y en el tercer reino del cielo y en la Nueva Jerusalén, no tendrán esas instalaciones de uso público sino que podrán tenerlas en su propia casa, así que ¡Cuán asombroso es esto!
Además, los parques de diversiones en el reino celestial son, incluso, mucho más grandes que Disneylandia, y los paseos son mucho más divertidos y emocionantes que los de esta tierra.
En el cielo, tendremos un cuerpo celestial perfeccionado, así que no tendremos miedo a nada. De modo que, aún cuando paseemos en las montañas rusas, no sentiremos miedo.

Solo sentiremos emoción y entusiasmo, así que solamente seremos muy felices y dichosos. Por tanto, incluso los que no pueden pasearse en esos paseos porque temen la altura o por su timidez, pueden disfrutar esas cosas tanto como quieran en el reino celestial.
Y el mismo principio puede aplicarse en esta tierra también. Es decir, si ustedes entran en el espíritu, pueden tener control sobre el ambiente físico, de modo que pueden disfrutar aún del paseo más medroso.
Los paseos en el reino celestial nunca se arruinarán, así que aunque su cuerpo salga volando durante el paseo, nunca se lastimarán. Pueden incluso aterrizar sobre la tierra como un maestro de artes marciales o los ángeles los sostendrán.
¿Por qué no se imaginan paseando sobre un Viking-ride con el querido Señor y gritando con alegría cuando pasean? ¡Cuán feliz y alegre es esto!
Además, sobre esta tierra, a menudo tienen que hacer largas colas para pasearse en los parques de diversiones, pero si ustedes tienen esas cosas en su propia casa, no tendrán que esperar en absoluto, y podrán disfrutarlas en cualquier momento.
También, pueden invitar a los que ustedes aman y disfrutar de las cosas junto con ellos, ¡Cuán emocionante será esto! Pero debido a que la mayoría de instalaciones del segundo y primer reino y del paraíso son de uso público, ellos tienen más limitaciones al usarlas.
También, la calidad de los parques de diversiones es muy inferior. No todos los grandes parques de diversiones de la Nueva Jerusalén están presentes en todo lugar de morada. Así como los parques de diversiones de esta tierra varían grandemente, los del reino celestial también tendrán menor calidad si el lugar de morada es también menor.
Pero ello no significa que los parques de diversions del paraíso tengan sólo cosas simples como columpios, toboganes y subeibajas.
Incluso los parques de diversiones del paraíso tendrán montañas rusas y carruseles, y otros paseos, pero la calidad de esos será menor al de las instalaciones de otros lugares de morada celestial.
También, los de la Nueva Jerusalén pueden usar las instalaciones recreativas en el momento que quieran, pero los del paraíso no pueden hacerlo tan libremente. Ellos no tienen tantas oportunidades para usarlas.
Por ejemplo, los que viven en Seúl pueden usar los parques de diversiones relativamente más fácilmente porque están cerca de Seúl.
Pero para los que viven en las islas lejanas, no es fácil ir a los parques de diversiones aunque quieran ir. Ellos sólo pueden visitar esos lugares en algunas ocasiones especiales. Igualmente, claro que hay instalaciones en el paraíso, pero no todos pueden usarlas en el momento que quieran.
Queridos hermanos y hermanas en Cristo, en el cielo, aparte del uso de las instalaciones recreativas, hay muchas más cosas por las cuales podemos divertirnos y emocionarnos.
Algunos pueden pensar que será aburrido vivir con el cuerpo celestial en el reino celestial, pero aún el cuerpo celestial se siente diversión.
Las diversions físicas cambian, y después de algún tiempo, nos sentimos cansados, pero la diversión espiritual es siempre nueva y estimulante.
Aún en esta tierra, podemos ver que nuestro amor será más profundo y nuestra felicidad será mayor según la medida con la que cultivemos el espíritu en nosotros.
También debido a que el corazón del espíritu no cambia, si les gusta algo, les gustará siempre, y nunca se sentirán aburridos de cansancio. Entonces ¿Cuáles son las cosas que los recrearán y divertirán en la vida celestial?
Primero, así como las personas en esta tierra tienen sus hobbies, desarrollan sus habilidades, y hacen su vida más agradable. Nosotros también tendremos hobbies en el cielo.
No solo las cosas que nos gustan en esta tierra, sino que también aprenderemos cosas que quisimos hacer en esta tierra, pero que no pudimos hacer por trabajar para el reino de Dios.
Por ejemplo, si realmente quieren aprender cierto instrumento musical, puede aprenderlo en el cielo. Sea piano, violín, flauta y cualquier otro instrumento, si quieren aprender a tocarlo, pueden aprender y tocarlo.
Y en el cielo, todos llegaremos a ser muy sabios y no tomará mucho tiempo para que podamos tocar bien esos instrumentos. Podemos aprender rapidamente y dominarlos.
Hay también muchos juegos deportivos aparte de estos hobbies.
Pero no habrá ningún deporte de combate como lucha libre o boxeo, que pueda dañar al oponente. Los juegos generalmente serán competencia de las habilidades individuales o de equipo.
Por ejmplo, pueden jugar algunos juegos con pelotas como voleibol, baloncesto, futbol, béisbol, y tenis, o podemos competir individualmente en deportes y habilidades como el esquí, el golf, los bolos o natación.
También, podremos disfrutar de algunos deportes que las personas normalmente no pueden disfrutar en esta tierra, tales como: Ala Delta, surf a vela, o regatas de yates.
En el cielo, podemos aprender a conducirlos rapidamente, y aunque cometamos errores, no hay peligro de accidentes o lesiones.
Hermanos y hermanas, solo imaginense volando por los cielos del reino celestial recogiendo todo el paisaje hermoso desde un Ala Delta. También, imaginense surfeando a vela o en una fresca regata de yates y el viento fresco. ¿No se sentirían tan despejados y refrescados y no fluiría la felicidad en su corazón?
En el reino celestial, hay muchas, muchas cosas que dan felicidad y alegría.
Las instalaciones deportivas o los equipos de ejercicios no serán peligrosos en absoluto. Ellos están hechos con materiales maravillosos y decorados con oro y piedras preciosas para darnos alegría y felicidad cuando nos ejercitamos.

También los equipos de ejercicios en el cielo estarán individualmente acomodados según los deseos del deportista para aumentar el disfrute del usuario.
Por ejemplo, suponganse que están jugando a los bolos. Las bolas de los bolos y los pines cambiarán sus colores como el jugador quiera, y las posiciones y las distancias serán controladas automáticamente. También, cuando la hagan rodar, los pines caerán con tal sonido claro emitiendo hermosas luces.
No tendremos ningún deseo malo para ganar a todos los otros oponentes y estar encima de ellos. Así que, ganar el juego es dar más alegría y beneficiar a las otras personas.
Entonces, pueden preguntarse, “¿Cuál es el significado de un juego en el que no hay ningún ganador?” Pero en el cielo no tendremos alegría ganando un juego o competencia.
Estaremos bastante alegres solo por jugar disfrutando los juegos con nuestros hermanos y hermanas.
Claro, hay también juegos en los que nos divertiremos en una competencia de bondad.
Dios nos explicó uno de esos juegos. Cuando los hijos de Dios tienen un banquete celestial, algunos de ellos van a las flores y respiran el olor de la flor, y entonces, regresan y emiten la fragancia en la competencia.
Según cuanto olor ellos respiraron, y cuanto ellos agradaron a los otros con su fragancia, y según como hayan mezclado todas las fragancias, se decide el ganador.
Igualmente, aún cuando juguemos algún tipo de juego de competencia, es sólo para dar más beneficio y alegría a otros.
No es que nosotros ganemos y nos jactemos de nosotros mismo, sino que a través de este tipo de juego, daremos alegría a otros y también a Dios Padre, así que también seremos amados por Dios.
En el cielo al jugar simplemente un juego, no buscamos nuestro propio beneficio, sino todo es hecho en bondad, así que ¡Cuán hermoso lugar es!
Hermanos y hermanas, hoy, con el desarrollo de la ciencia, algunas personas disfrutan los juegos de computadora o algunos juegos con otras clases de equipo.
Los que les gusta esos juegos podrían preguntarse si hay incluso un juego de ese tipo en el reino de los cielos.
Claro, hay muchos más tipos de entretenimiento por los cuales podemos divertirnos mucho más que en los de este mundo.
Además no cuasan cansancio ni dañan la visión como los juegos de computadora. Nada en el cielo aburre o cansa.
Más bien todo está hecho de tal manera que solo tenga una influencia buena y positiva en nosotros.
También, a muchas niñas les gusta las muñecas, ¿Hay muñecas de este tipo en el reino celestial también? Las muñecas de este mundo no tienen vida, de modo que no entienden a sus dueñas ni les hablan.
Todavía, a las niñas les gustan tanto, que las ciudan, las lavan y las visten y les dan su amor.
Pero aunque las dueñas las aman así, las muñecas nunca entienden el amor de sus dueñas.
Pero es diferente en el reino celestial.
Si a una niña le gusta una muñeca, pero la ha dejado porque ama más a Dios, en el reino de los cielos ella recibirá algo mucho mejor que una muñeca terrenal.
Ella puede recibir un angel que puede llegar a ser como una muñeca para ella. Pero este ángel hablará con la dueña y actuará según los deseos de su dueña.
O ella puede recibir de mascota un animal encantador, así que ella se divertirá y se gozará muchos más que jugando con una muñeca. En el cielo, hay muchos tipos de eventos culturales que nos dan felicidad y nos emocionan, de manera diferente a la que les he dicho ahora.
Hay muchas fiestas y actuaciones. Sobre esas cosas, les hablaré en la siguiente sesión.

Conclusion

Queridos hermanos y hermanas en Cristo, en esta sesión, les he hablado sobre las instalaciones y vida recreativa en el reino de los cielos.
Les he explicado que en el cielo Dios nos da según lo que hayamos hecho y sembrado en esta tierra, así que todo será diferente en cada lugar de morada.
Por ejemplo, los ángeles en el paraíso no sirven personalmente o ayudan a los hijos de Dios sino que ellos mantienen las instalaciones en el paraíso.
Entonces, ustedes podrían pensar, “Aún en esta tierra, en los Buenos hoteles o parques de diversiones, el servicio es tan bueno, y así, ¿En el paraíso no es peor que esto?” Pero permitanme preguntarles. ¿Hay algún lugar en la tierra donde ustedes puedan tener un buen servicio sin pagar por ello?
Los que sirven en la tierra les sirven según lo que ustedes les pagan, y para recibir un mejor servicio, deben pagarles más.
Ahora piense en las personas que entraron al paraíso. Ellos no hicieron nada con fe para Dios en esta tierra, sino sólo por la gracia completa del Señor, escaparon del horrible castigo del infierno.
Así que, ellos darán gracias para siempre sólo por el hecho que son salvos y están en el paraíso.
Pero espero que todos ustedes los miembros de Manmin trabajen fielmente para el reino del Señor y para otras almas con gratitud y con el deseo de pagar la gracia del Señor.
Oro en el nombre del Señor que haciendo así reciban más recompensas valiosas en el reino celestial y disfruten de gran felicidad y alegría allí.

Amén.