new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Estudio basado en Génesis(117) - Estudio basado en Génesis (117)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 8:6-14
Date
   2014-08-08



Pasaje

Génesis 8:6-14
[6] Sucedió que al cabo de cuarenta días abrió Noé la ventana del arca que había hecho,
[7] y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra.
[8] Envió también de sí una paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra.
[9] Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca.
[10] Esperó aún otros siete días, y volvió a enviar la paloma fuera del arca.
[11] Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.
[12] Y esperó aún otros siete días, y envió la paloma, la cual no volvió ya más a él.
[13] Y sucedió que en el año seiscientos uno de Noé, en el mes primero, el día primero del mes, las aguas se secaron sobre la tierra; y quitó Noé la cubierta del arca, y miró, y he aquí que la faz de la tierra estaba seca.
[14] Y en el mes segundo, a los veintisiete días del mes, se secó la tierra".


Amados hermanos y hermanas en Cristo

Este es el 117º. estudio de Génesis.

En el último estudio, les dije que podemos aprender unas cuantas lecciones del hecho de que Noé envió un pájaro.

Primero, la fe es seguida por las obras.

Antes del diluvio, Noé estableció perfecta obediencia a la Palabra de Dios.

En ese momento, sin embargo, estaba en el nivel de simple obediencia a la palabra ante una situación dada por Dios.

Por ejemplo: Dios le dio todas las instrucciones respecto a cómo construir el arca y lo que debía hacer.

Dios mismo obró cuando había que meter los animales en el arca.

Sin embargo, después del juicio del diluvio, el cultivo de la humanidad comenzó de nuevo.

Debido a que el juicio del diluvio estaba a punto de terminar, Dios estaba guiando a Noé a mostrar sus obras por sí mismo.

Dios estaba guiando a Noé para que fuera inspirado respecto a lo que debía hacer por sí mismo para cumplir la voluntad de Dios.

Los israelitas que recién habían escapado de Egipto cruzaron el Mar Rojo completamente por la gracia de Dios. No obstante, cuando cruzaron el Río Jordán, tuvieron que mostrar sus obras de fe.

Dios los llevó a mostrar sus obras tanto como su fe creció.

Nuestro Jesús también guio a la gente a mostrar incluso fe mínima a medida que Él manifestaba el poder.

Este fue el caso cuando hizo que el hombre ciego de nacimiento abriera sus ojos y viera.

Él escupió en el suelo, hizo lodo con la saliva y lo puso sobre sus ojos. Luego dijo: "Anda y lávate en el estanque de Siloé".

¿Dijo esto tan solo porque no podía sanar los ojos del ciego únicamente con Sus palabras?

¿Fue porque el estanque de Siloé tenía algo especial relacionado a abrir sus ojos?

Él condujo al hombre ciego a mostrar sus obras de fe en la palabra de Jesús y a obedecer.

Esto fue así porque, solo entonces, podría creer en Jesús como Salvador y recibir la vida eterna.

Como pueden ver, cuando la gente hace lo que se supone que debe hacer ante Dios, o cuando obedecen sin usar sus propios pensamientos, les es reconocido como fe y pueden experimentar las obras de Dios.

Por medio de este proceso, su fe en Dios puede crecer y eventualmente alcanzarán la salvación.

Pueden sentir que, durante el curso de crecimiento de su fe, recibir las respuestas puede parecer más lento que antes.

Lo más probable es que esto se deba al muro de pecado.

Pero si no encuentran un muro de pecado cuando se examinan, lo más probable es que se encuentren en el proceso en el que Dios examina su confianza en Él.

Cuando un bebé es demasiado pequeño para caminar, los padres lo pueden sostener y llevarlo en sus espaldas.

Cuando el niño tiene que caminar por sí solo, aunque caiga y llore, no lo cargan de manera incondicional.

Esto es así porque, si lo cargan siempre por lástima, el niño jamás caminará por sí solo.

Hay momentos en los que el Padre de nuestro espíritu nos permite crecer de este modo.

Así que, si se han sentido solos en el curso del refinamiento, recuerden lo que acabo de decir.

Anhelo que ustedes puedan entender la buena voluntad del Padre Dios y Su profundo amor.

Y anhelo también que jamás se desanimen ni desalienten, sino que se levanten y sigan adelante.

Amados hermanos y hermanas:

Del hecho de que Noé usó aves para ver si las aguas habían disminuido, podemos aprender, en segundo lugar, que se había hecho más difícil la comunicación con Dios.

Antes del gran diluvio, Noé podía comunicarse con Dios claramente y escuchar y aprender muchas cosas de Él.

Una vez que inició el diluvio, sin embargo, la situación cambió.

A medida que comenzó el diluvio, la luz original se retiró completamente de la Tierra, y la fuerza de la carne se fortaleció.

En el primer día de la Creación, cuando Dios dijo: "Sea la luz", la luz original rodeó este mundo.

Desde el momento en que Adán fue expulsado a este mundo después de pecar, la luz original comenzó a retirarse.

En la medida en la que se retiró la luz original, las criaturas de este mundo comenzaron a revelar los rasgos originales de su carne.

Sin embargo, la luz original era más fuerte, y por eso no había muchos problemas para comunicarse con Dios.

Pero la luz original se fue por completo después del diluvio y los rasgos carnales originales se fortalecieron.

Por consiguiente, la comunicación con Dios requería mucho más esfuerzo y más obras en acciones y fe.

Antes era fácil comunicarse con Dios por Su gracia, pero ahora se requería mucho esfuerzo y el trabajo se hizo necesario para atravesar el reino espiritual.

¿Cuán veraz es esto en estos tiempos finales cuando el pecado y la maldad prevalecen aún más?

Hay que almacenar innumerables oraciones y ayuno para atravesar el reino espiritual y comunicarse con Dios.

Por fortuna, a diferencia de los días del Antiguo Testamento, el Espíritu Santo mora en el corazón de los hijos de Dios.

Por ende, no desfallezcan, más bien manténganse vigilantes y oren siempre en el Espíritu Santo.

Anhelo que puedan recibir la clara voz y la inspiración del Espíritu Santo para que puedan ser guiados de las tinieblas a la luz brillante.

Hermanos y hermanas,

Cuando Noé quería ver si el agua había disminuido, él usó un cuervo y una paloma.

Génesis 8:7 dice: "y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la Tierra".

Incluso el cuervo estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la Tierra, lo que no proporcionó una respuesta a Noé.

Eventualmente, el cuervo no se convirtió en ninguna ayuda para Noé.

No fue el cuervo sino la paloma la que llevó la respuesta que Noé esperaba.

¿Por qué Noé envió un ave fuera del arca?

Fue para escuchar las buenas nuevas: "Las aguas habían disminuido y se habían secado sobre la faz de la Tierra para que ellos pudieran vivir en ella".

El cuervo no llevó esas noticias, pero la paloma sí se las llevó a Noé.

Noé pudo conocer acerca del mundo fuera del arca gracias a la paloma, no al cuervo.

Ahora, ¿son ustedes obreros en el reino de Dios semejantes al cuervo o a la paloma?

Por favor examínense para ver lo que hicieron cuando recibieron instrucciones para hacer algo en una organización.

¿Actuaron solo en base a las instrucciones recibidas, o fueron de las personas que no hicieron nada al respecto?

¿O hicieron más de lo que se les instruyó a hacer?

Entre estas tres categorías, ¿cuál complace y satisface más a su jefe?

La que hace más de lo que se le instruye.

Lo mismo se aplica no solo en la iglesia, sino también en cualquier organización de este mundo.

Si desean recibir reconocimiento y éxito, deben hacer más de lo que requieren sus responsabilidades.

En la mayoría de casos, cuando dicen que es difícil trabajar en sus empresas, lo más probable es que ni siquiera cuidan de sus responsabilidades.

Si carecen de capacidades, constantemente deben esforzarse por incrementar aquellas capacidades.

Además de eso, deben ensanchar el vaso de su corazón.

Lo mismo ocurre en sus vidas como creyentes.

Cuando Dios el Padre encuentra un hijo que no solo obedece sino que hace más que eso, Él se conmueve y expresa Su amor.

Proverbios 25:13 dice: "Como frío de nieve en tiempo de la siega, así es el mensajero fiel a los que lo envían, pues al alma de su señor da refrigerio".

Si ustedes refrescan el corazón de Dios el Padre, recibirán respuestas cada vez que oren.

Por cierto, la razón por la que hay una diferencia entre las obras del cuervo y las de la paloma es porque el vaso de su corazón y la tierra de su corazón son distintos.

Aunque se trata de la misma semilla, dependiendo de la tierra en la que se la siembre, su sabor o características de su fruto serán distintas.

Asimismo, aunque la misma semilla de la 'palabra' cae en los corazones de todos los hombres, el resultado puede variar de acuerdo a la tierra de su corazón.

Algunos pueden cosechar solo en la medida en que han sembrado, o incluso menos que eso.

Por otro lado, hay otros casos que cosecharán 30, 60 y 100 veces más fruto.

El resultado se decidirá dependiendo de la condición de la tierra del corazón y de su tamaño.

Por ende, los animo a cultivar diligentemente sus corazones para que tenga una buena tierra.

Y al mismo tiempo, quebranten su soberbia y criterios para engrandecer el tamaño de su corazón.

Si logran entender lo que Dios el Padre desea de ustedes y hacerlo de acuerdo a Su corazón, ¡eso será muy alentador para Su corazón!

Además, si hacen mucho más que eso, Dios el Padre se conmoverá en Su corazón y preguntará: "¿Qué puedo hacer por ti?"

¡Ruego en el nombre del Señor Jesucristo que se conviertan en este mensajero fiel a los ojos de Dios!

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch