new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   2015 Petición de Oración(2) - Fruto    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   1 Tesalonicenses 5:23
Date
   2014-12-28



[Pasaje]

(1 Tesalonicenses 5:23).
"Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo".



[Introducción]

Amados hermanos y hermanas,

Este es el último domingo del año 2014.

Examinando las noticias del año pasado, hemos tenido más noticias lamentables y angustiosas que noticias felices y llenas de gozo.

Las personas en el mundo se han preocupado más al escuchar tales noticias.

Al escuchar noticias acerca de desastres y accidentes, las personas se preocupan de que quizás enfrenten los mismos problemas. Si escuchan acerca de alguna pandemia, se preocupan pensando que posiblemente contraigan la enfermedad. Si escuchan acerca de la recesión se preocupan de cómo ganarse la vida.

Pero no importa cuán problemático sea este mundo, ustedes están confiados y en paz ya que caminan en la Luz.

Como se menciona en Salmos 23:1: "Jehová es mi pastor; nada me faltará", Dios el Padre siempre está con ustedes.

En ocasiones puede enfrentar pruebas, no obstante, puede regocijarse y dar gracias.

Esto se debe a que conocen que el amor del Padre causa que todas las cosas obren para bien.

Si han estado sumergidos en el fluir del espíritu de manera diligente, estoy seguro que tendrán recuerdos felices en vez de recuerdos de dificultad en el año pasado.

Demos todas las gracias y gloria a Dios el Padre quien nos ha cuidado y bendecido en el 2014, y quien nos dará mayores bendiciones en el Año Nuevo.



[Mensaje Principal]

Amados hermanos y hermanas:

Por medio de las peticiones de oración que Dios nos da cada año, podemos entender el fluir del nuevo año.

Al recordar estas peticiones de oración en sus propias oraciones, podrán participar en el fluir de la bendición dada a esta iglesia por Dios.

En este mensaje les hablaré acerca de la segunda petición de oración, "Fruto".

¿Por qué tipo de fruto debemos orar?

Deben existir frutos de la oración personal y también bendiciones para toda la iglesia.

Sin embargo, los frutos más importantes son aquellos para ustedes.

En la lectura bíblica de hoy en 1 Tesalonicenses 5:23, encontramos lo siguiente: «Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo».


El fruto que Dios más desea es que santifiquemos nuestro espíritu, alma y cuerpo, y que los preservemos completos e intachables hasta el regreso de nuestro Señor.

La razón por la que Dios ha estado cultivando a los seres humanos con incalculable paciencia es para obtener hijos verdaderos.

Para que esto suceda tiene que haber sacrificio.

El Hijo Unigénito de Dios, Jesús, tuvo que tomar la cruz para abrir el camino a la redención y salvación de los pecadores.

Además, el Espíritu Santo también ha estado intercediendo con gemidos muy profundos en comparación con las palabras.

Ya que en los últimos tiempos, como el pecado y la maldad prevalecen cada vez más en este mundo, la gente trata de no recordar el sacrificio de la cruz.

Incluso cuando el Espíritu Santo con entusiasmo les enseña la verdad, ellos no quieren escuchar.

Es porque sus conciencias están manchadas por el pecado, y la tentación del mundo es muy fuerte.

Ya que Dios conoce todas las cosas, Él estableció una iglesia que muestra Su poder en estos tiempos finales.

Él quiere salvar a todas las personas del mundo a través de las obras poderosas del Espíritu Santo manifestadas en esta iglesia.

Además, Él desea obtener hijos verdaderos que han cultivado corazones sinceros y fe perfecta, y no simplemente aquellos que apenas son salvos.

Así como tuvo que darse el sacrificio de Jesús por la providencia de salvación a los pecadores, también tuvo que haber el sacrificio para cumplir la providencia de los tiempos finales.

Por esta razón Dios me estableció como el pastor y me ha permitido pasar 33 largos años en lágrimas.

Ha hecho que dedique mi vida completamente siguiendo los pasos de Jesús, quien se ha sacrificado completamente para cumplir la voluntad de Dios. Me ha permitido vivir con oraciones, con noches enteras de oración y ayuno.

Por medio de ello, Dios me permitió conocer claramente acerca del reino espiritual, y me explicó detalladamente cómo llegar a santificarse.

Me ha permitido realizar obras poderosas en el nombre de Jesucristo para testificar del Dios viviente.

No obstante, aunque mostré este poder, el fruto del espíritu no surgió fácilmente.

Sino al contrario, así como las frutas sin madurar caen, algunas de las almas se fueron de vuelta al mundo incluso después de experimentar el poder de Dios.

Como resultado, el 25 de diciembre de 2010 tuvo que haber un tiempo de perdón.

Durante varios años desde entonces, he pasado mucho tiempo llenando la medida especial de la justicia.

He orado para que incluso los pecados que conducen a la muerte sean perdonados, y además, que las almas no sean simplemente salvas sino que surjan como frutos de la roca y el espíritu.

Si decimos que la medida de justicia que ustedes deben alcanzar es de 100%, yo he alcanzado el 90% por ustedes.

Como pasé muchos días de sufrimientos indescriptibles, el fruto del espíritu comenzó a surgir, uno a uno en ustedes.

Finalmente, en el mes de marzo de 2014, alcanzamos la "igualación del espíritu".

Ustedes estaban agradecidos porque son salvos, pero ahora hay muchos frutos de la roca y el espíritu, por lo que es algo tan emocionante el solo hecho de pensar en ello.

Sin embargo, el Padre no está satisfecho con ello.

Pertenecer al "Espíritu" es ser un vaso limpio que se ha despojado de la maldad, pero que aún no es un fruto perfecto.

Lo que el Padre realmente quiere es el fruto del Espíritu Completo que haya llenado por completo el contenido del espíritu en un vaso limpio.

Aunque ustedes estén en el espíritu, ahora deben esforzarse aún más que antes para entrar en niveles más profundos del espíritu y entrar en el espíritu completo.

Así como se examinaron a sí mismos para entrar en el espíritu, ahora ustedes tiene que esforzarse aún más para que puedan entrar en el espíritu completo.

Nunca deben pensar ni por un momento: «Me he esforzado para entrar en el espíritu, por ello déjeme descansar solo por un tiempo». O: «He hecho lo suficiente, y ahora quiero tomarlo con calma».

Cuando se dan cuenta de sus deficiencias y carencias, no solo deben cubrirlas y pensar: «No es un pecado. » «Todavía estoy en el espíritu».

Incluso después de que hayan alcanzado la "igualación del espíritu", el peso de la justicia que tuve que cargar no disminuyó en absoluto.

Es debido a que no dejé ir a aquellos miembros que aún no están en la roca y en el espíritu.

Además de eso, hubo carga adicional de la justicia para llevarles del espíritu al espíritu completo.

No es algo fácil alcanzar el Espíritu Completo.

Existen pocos que pueden entrar al espíritu después de pasar el tipo de pruebas que Job atravesó, y para cualquier persona que entra en el espíritu completo al pasar el tipo de pruebas dadas a Elías, Moisés y el apóstol Pablo, realmente tienen que dejarse morir por completo.

Así como llené el 90% de la medida para que ustedes entraran al espíritu, Dios me permitió llevar el 90% de la carga para que también pudieran entrar al espíritu completo.

Y adicionalmente, existen personas que encuentran muy difícil llenar el 10%, y también tengo que llenar ese 9%.

Y llevé deseoso todas las cargas.

Aunque perdí toda mi energía y ni siquiera tuve fuerzas para sentarme, a pesar de que tuve que arrastrarme día y noche, simplemente quise que todos lleguen al espíritu y espíritu completo, aunque esto haya significado que tuviera que completar el 100% de la medida.

Sin embargo, aunque esto no está en acuerdo con la justicia, pueden entrar al espíritu completo cuando llenen la medida mínima.

Amados hermanos y hermanas:

En el 2014 muchos de ustedes entraron al espíritu al sumergirse en el fluir de la "igualación del espíritu".

En el 2015, habrá un rápido fluir del espíritu completo para las personas del espíritu para que puedan llenar sus deficiencias y carencias.

Filipenses 3:13-14 dice: «Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús».

Ahora deben ser de espíritu sereno, estar alertas y correr hacia la meta.

Por cierto, ¿se aplica el fluir del espíritu completo solo a aquellos que están en el espíritu?

¡Por supuesto que no!

Si el fluir del espíritu completo llega antes, el fluir de alcanzar la roca y entrar al espíritu llegará aún más rápido.

Todos ustedes deben estar en ese fluir y rápidamente entrar al espíritu y espíritu completo.

Amados hermanos y hermanas:

Ahora, ¿qué es lo que ustedes tienen que hacer especialmente para participar en este fluir y convertirse en un fruto completo?

Hasta ahora han escuchado muchos métodos.

Deben aprender la Palabra de Dios, y deben orar fervientemente con ayuno.

Además es muy importante la fe y la esperanza por el Cielo.

Deben amar al Padre y al Señor, y además confiar y amar al pastor.

No obstante, lo que más necesitan en este momento es actuar en verdad para ser transformados.

Para que puedan despojarse de los pecados y la maldad y entrar al espíritu, y para que puedan llenar sus deficiencias y carencias y entrar al espíritu completo, deben obedecer la verdad en acción.

No simplemente deben orar para entrar al espíritu y si es posible llenar las deficiencias y carencias y entrar al espíritu completo.

Entonces, ¿qué es lo que deben hacer?

Primero, deben anhelar darse cuenta de sus imperfecciones.

Por ejemplo: ¿con cuánto anhelo en el corazón escuchan los sermones?

Si ustedes no están en el espíritu, su actitud básica al escuchar los mensajes debería ser: «¿Todavía tengo lujuria? ¿Tengo ira, codicia, odio, envidia, celos, juzgo y condeno, soy inconstante y falso? ¿Tengo amor por el mundo?»

Lo mismo sucede para aquellos que ya están en el espíritu.

Deben examinar sus pensamientos, palabras y hechos con más cuidado, pensando: «Yo debería haber actuado con más bondad y amor. Debería haber actuado con mayor perfección. ¿Por qué no iba hacerlo?»

Si ustedes dicen que son bendecidos por el mensaje, significa que se dan cuenta de sus errores.

Ahora, si ustedes se han dado cuenta de sus errores, ¿qué deben hacer?
Deben desechar los pecados y la maldad y deben llenarse de bondad y amor.

En Santiago 1:23-25 dice: «Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace».

Si simplemente lo reconocen pero no hacen nada al respecto, no tiene sentido alguno.

Si ven en un espejo una mancha en su cara y no se la quitan, o si ven que una de sus cejas está desigual en comparación con la otra el momento que se está colocando maquillaje, pero no hace nada, no habrá diferencia.

Algunas personas se sienten bendecidas por el mensaje, pero no tienen acciones sustanciales ni obras. Por lo tanto, no pueden crecer en la fe.

Sienten que el mensaje les fue dirigido de forma personal y se dan cuenta de muchas cosas, e incluso oran con lágrimas y ayuno.

Se dan cuenta de sus errores y oran acerca de ello, pero luego de la oración siguen viviendo como lo estaban haciendo anteriormente.

Si hay algo que no les gusta, simplemente juzgan y condenan, y muestran su maldad.

Siguen odiando, se irritan y quebrantan la paz.

No pueden ser generosos ni buscar el beneficio de los demás.

Y no obstante, dicen anhelar la santidad porque oran por un cambio e incluso ayunan.

Ni siquiera han cultivado las palabras de la verdad; sin embargo, creen que saben de ello y caen en pensamientos ociosos y somnolencia.

Es mi deseo que examinen sus vidas para así poder darse cuenta de sus propios defectos.

Además, espero que examinen cuántas son las obras y cuánta veracidad muestran cuando se percatan de sus errores.

No pueden cambiar sus vidas solo con las fuerzas humanas, pero Dios no puede hacerlos santos solo por sus oraciones que no están acompañadas de sus esfuerzos sustanciales.

Si ustedes han orado y ayunado, deben tomar una decisión firme y mostrarla con acciones verdaderas.

De esta manera podrán ir en el fluir del espíritu completo.

[Conclusión] Amados hermanos y hermanas: ustedes escuchan casi cada semana que deben entrar al espíritu y espíritu completo.

Ahora: ¿hay alguien que piensa de la siguiente manera?:

«¿Cómo puede una persona como yo entrar al espíritu?» O «Estoy conforme con la roca de la fe y satisfecho con ser salvo?»


Si piensan con pensamientos carnales que parecen humildes, aunque en un sentido espiritual no lo es, no son palabras de bondad en absoluto.

No es ser humilde, sino en realidad es desconocer la gracia de Dios.

Cuando Esaú, hermano mayor de Jacob, vendió su primogenitura por un plato de guisado de lentejas, Dios dijo que él era un impío.

Si ustedes no anhelan las cosas espirituales sino que las consideran a la ligera, Dios se siente decepcionado.

Jesús no tomó la cruz y sufrió en gran manera solo para darnos la salvación de manera casual.

Si conocen el corazón ardiente de Dios Padre que ha cultivado a los seres humanos con tantas lágrimas por un tiempo tan largo, no pueden simplemente decir: «Solo voy a hacer esto y estar conforme con ello».

Si solo pudieran quedarse conmigo por un par de días para presenciar lo que estoy pasando todos los días para llevarlos a la Nueva Jerusalén, ninguno de ustedes diría: «Yo no puedo hacerlo por más tiempo» O «¿cómo una persona como yo podría hacerlo? Quiero renunciar a ello».

Durante los últimos cuatro años he tenido que enfrentarme a la muerte cada momento de cada día.

No sé cuántas veces he clamado al Padre y al Señor fervientemente una y otra vez para poder superar estos momentos.

Sin embargo, me he mantenido soportando ya que es la manera de producir el fruto que el Padre quiere.

Les dije una vez que quería ser recompensado.

El Padre me recompensará por todos estos momentos de resistencia y por todas las lágrimas que he derramado.

1 Tesalonicenses 2:19 dice: «Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su venida?»

Al ver que las almas han llegado al espíritu y espíritu completo y de pie delante del trono del Padre, el Señor será recompensado por Sus sufrimientos en la cruz, y yo seré recompensados por todas mis lágrimas.

El Padre también habrá alcanzado el propósito del cultivo de la humanidad y proclamará la completa victoria.

Es mi anhelo que todos los pastores, Levitas, ancianos, diaconisas mayores, los adultos, los jóvenes adultos, estudiantes y niños, y todos los amados miembros al rededor del mundo puedan llegar a convertirse en tales frutos.

Espero que ustedes no olviden las lágrimas que el Padre derramó durante los innumerables días de la cultivación, el agua y la sangre de Jesús en la cruz y Su sincera esperanza contenida en esa sangre.

Ruego en el nombre del Señor, que al hacer esto, ustedes puedan nacer como verdaderos frutos del espíritu.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch