new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Espacio    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   
Date
   2017-12-15



Escritura

«Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él».


Amados hermanos en Cristo:

¿Recuerdan ustedes la ceremonia de iluminación de Navidad del 14 de diciembre del 2007?

Ese fue el año cuando comenzó el Ministerio israelí.

El 25 de julio del 2007, Dios el Padre me dijo que fuera a predicar el evangelio en Nazaret.

Jesús permaneció en Nazaret durante cerca de 30 años antes de que Él comenzara Su ministerio público.

El 25 de diciembre del 2007, fui a Belén, donde nació Jesús.

Por consiguiente, no pude disfrutar de la Navidad aquí, junto con ustedes.

Por esta razón, Dios el Padre nos dio un acontecimiento feliz para nosotros durante la ceremonia de iluminación de Navidad.

Él abrió el espacio espiritual y nos envió la nieve.

No había previsión de nieve y la temperatura era de 2 grados centígrados.

Por 15 minutos antes de la ceremonia nevó solo en esta iglesia y en las inmediaciones.

Cuando la ceremonia se inició a las 10:00 p.m., la nieve caía con fuerza.

Esa es la nieve que Dios envió abriendo el espacio espiritual.

Aquellos de ustedes que presenciaron la escena estaban atónitos, y gritaban de alegría.

Dios el Padre hizo que la ceremonia de esta noche sea tan hermosa, que la ceremonia del 2007 no puede compararse con la del presente año.

Demos gracias y gloria a Dios el Padre quien es tan bueno, una vez más.

Yo ruego en el nombre de nuestro Señor que ustedes no olviden estas experiencias espirituales, sino que las recuerden todo el tiempo para que permanezcan siempre en la gracia de Dios el Padre.

Amados hermanos en Cristo:

El título de este mensaje es «Espacio».

Este «espacio» está fundamentalmente dividido en un espacio físico y el espacio espiritual; de esto último voy a hablar esta noche.

Al espacio físico nos referimos como el 1er cielo. El espacio espiritual consiste del 2o, 3o y 4o cielos.

Las dimensiones de estos espacios son esencialmente diferentes entre sí, pero físicamente, estos espacios pueden superponerse.

En este espacio físico donde vivimos, hay puertas y pasillos entre los espacios físicos y espirituales.

Cuando una puerta del reino espiritual se abre, seres espirituales pueden venir a través de la puerta y aparecerán en el espacio físico.

Además, cuando el espacio espiritual envuelve al espacio físico, lo que solo es posible en el espacio espiritual también puede tener lugar en el espacio físico.

Durante la ceremonia de encendido de la Navidad del 2007, la nieve del espacio espiritual descendió a este espacio físico a través de un pasadizo espiritual.

Las libélulas que los hacen felices cada verano vienen también a través de un pasadizo espiritual.

Las libélulas, sin embargo, no pertenecen al espacio espiritual. Estas entran en todo el mundo a través de pasadizos espirituales y se muestran ante ustedes.

Ya que usaron un pasaje espiritual en el espacio físico, pueden viajar mucho más rápido.

Dado que las libélulas están cubiertas por la energía espiritual, se convierten en amables libélulas y se posan en el cuerpo de ustedes.

Dios el Padre nos ha mostrado muchas obras al abrir el espacio espiritual.

¿Por qué lo hace?

La razón principal es porque nos ama.

Y aquí hay tres razones más específicas.

Dios el Padre abre y muestra el espacio, en primer lugar, para demostrar que existe el reino espiritual.

En 2 Corintios 4:18, leemos: «...no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas».

Como se ha indicado, el mundo físico, que es visible a nuestros ojos, existe «temporalmente», pero pronto desaparecerá.

Es solo un espejismo, una imagen que no es la realidad.

¿Qué es la «realidad» entonces?

La realidad es el reino espiritual que es invisible a los ojos físicos pero que dura para siempre.

Ya que Dios el Padre desea que Sus hijos amados entiendan este hecho, Él abre el espacio para revelar la realidad del reino espiritual.

La Biblia es muy clara en este punto.

En Apocalipsis 21:1, que el apóstol Juan escribió después de ver lo que ocurriría en el futuro, leemos: «Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más».

Mientras que «el primer cielo y la primera tierra» se refiere al cielo y la tierra en este espacio físico donde se cultiva, «un nuevo cielo y una nueva tierra» se refiere al cielo y la tierra en el reino de los cielos.

Pero al hablar del cielo y la tierra del reino de los cielos no se habla del «último cielo y la última tierra», sino de «un cielo nuevo y una tierra nueva», en contraposición a «el primer cielo y la primera tierra».

Es porque el primer cielo y la primera tierra fueron creados para el cultivo de la humanidad, pero después de que termine el cultivo serán como material de desecho que ya no es necesario.

Es por eso que él dijo que el primer cielo y la primera tierra pasaron tras el Juicio del Gran Trono Blanco.

Pero esto no significa que el primer cielo y la primera tierra se descartan totalmente.

El primer cielo y la primera tierra llegaron desde el espacio original de Dios en el principio y, por lo tanto, Dios no los desechará por completo.

Pero, debido a que ya no tendrán un propósito, Dios los moverá desde donde están ahora a un espacio diferente, y cerrará la puerta al espacio.

Otra razón por la que no va a deshacerse de ellos completamente es por los hijos de Dios que son salvos.

Los hijos de Dios sufren tristeza y dolor en la Tierra durante el período del cultivo, y se sienten como en su segundo hogar.

Lo llamamos «segundo hogar» porque el reino de los cielos es su hogar original.

El espíritu del ser humano es enviado por Dios el Padre Celestial cuando el feto está en el 6tº mes después de la concepción.

Por lo tanto, nuestro hogar primero y original es el reino de los cielos, y la Tierra es nuestro segundo hogar.

Aunque es la segunda casa, ustedes pueden sentirse como de visita de vez en cuando.

Aunque no lo visiten realmente, pueden sentir algo diferente al saber que existe algo en algún lugar, y no que ya no existe en absoluto.

Ya que Dios piensa en esto, Él no descarta completamente el primer cielo y la primera tierra.

Así como un hombre pone un objeto no utilizado en un determinado lugar en un sitio de almacenamiento, Dios solo los mueve a un lugar diferente en el espacio.

Esta es la conclusión del mundo físico.

Es semejante a un castillo de arena en la playa.

No importa cuán magnífico se vea el castillo, cuando la marea se desliza sobre él, se desmorona.

Por el contrario, el mundo espiritual es eterno.

He explicado en gran detalle, en la serie de conferencias tituladas Cielo, cuán hermoso y espléndido es el cielo y cuánto amor y felicidad abundan en él.

Incluso las sendas por las que se camina en el cielo son de oro.

El reino de los cielos, donde podremos vivir eternamente, es mucho más espléndido de lo que pueden imaginar.

Por lo tanto, mientras experimentan las obras espirituales que Dios el Padre nos muestra al abrir el espacio, anhelo que ustedes puedan solidificar su fe en el reino espiritual.

Amados hermanos en Cristo:

En segundo lugar, Dios el Padre abre y muestra el espacio para ayudarnos a poseer fe espiritual.

Conocer de la existencia del reino espiritual es diferente a creer en él.

El conocimiento de la existencia del cielo y el infierno es diferente mentalmente de la fe en él en su corazón.

Dios el Padre desea que Sus hijos crean en su corazón que existe el reino espiritual.

Es por eso que a menudo muestra las cosas espirituales al abrir el espacio espiritual.

La experiencia de las cosas del espacio espiritual puede romper fácilmente los pensamientos y las teorías carnales que les impiden poseer fe espiritual.

Es muy fácil romper el conocimiento y las teorías del mundo, así como los pensamientos carnales, si usted lleva su vida cristiana como parte de esta iglesia, porque puede ver, oír y experimentar innumerables señales y prodigios.

Esta iglesia tiene testimonios desbordantes de sanidad de enfermedades incurables y terminales, y de muchas dolencias.

Además, podemos presentar las pruebas médicas que demuestran los casos de curación.

Los presentamos oficialmente en una conferencia médica cristiana internacional cada año.

El pasado mes de octubre se celebró la 14.ª Conferencia Médica Cristiana Internacional en Rusia, gracias a la WCDN.

WCDN significa Red Mundial de Médicos Cristianos, y es la red de médicos cristianos del mundo entero que demuestran la Biblia mediante la ciencia médica.

Este año se presentaron casos de curación de apendicitis aguda, una grave tuberculosis, ojos cruzados, pérdida de la vista y una fractura compleja.

Entre los muchos casos de curación de apendicitis aguda, tres casos fueron presentados.

Fueron los testimonios de Lee Kyung-Hwa (58), Kim Young-Joo (47) y Shin Myung-Jin (36).

Antes de recibir la oración, todos ellos tenían un dolor fuerte y el TAC confirmó que se trataba de una apendicitis.

Tras recibir la oración, no obstante, el dolor desapareció y las situaciones fueron diagnosticadas como normales después de un análisis de seguimiento.

La gente común piensa que la apendicitis requiere de cirugía inmediata.

De lo contrario, puede explotar y desarrollar en peritonitis que puede causar la muerte.

Esto es conocimiento general o el sentido común de las personas comunes del mundo.

Los que dan testimonio, sin embargo, no fueron al hospital a pesar del dolor extremo, sino que dependieron de Dios para recibir una respuesta.

¿Por qué hicieron esto?

El motivo es que aprendieron a partir de los numerosos testimonios de otros, y que han llegado a tener fe en que la apendicitis podría ser fácilmente sanada una vez que Dios obra.

La diaconisa Choi Hae-Ok, quien también tuvo apendicitis anteriormente, llegó al punto de desarrollar peritonitis.

Aun cuando ella pudo haber perdido su vida, ella dependió de Dios hasta sus últimos momentos.

Ella finalmente fue sanada por el poder de Dios, y recobró la salud.

Su caso fue presentado también con datos médicos en la 5tª conferencia de WCDN que se celebró en Noruega. Su caso sorprendió a los médicos que asistieron al evento.

Ahora, el hecho es que estas obras de sanidad tienen lugar en el espacio espiritual.

En su caso, Dios limpió la suciedad en el interior de su abdomen con el agua de la vida, y aspiró la suciedad en el interior de su abdomen y la puso en el espacio espiritual como un dispositivo de aspiración quirúrgica para limpiar su abdomen.

Tal como pueden ver, utilizando el espacio espiritual, las enfermedades pueden ser rápida y completamente sanadas.

La parte afectada de un paciente será cubierta por el espacio espiritual para resucitar células o nervios muertos, o para reparar huesos rotos.

Al ver, oír y experimentar estas cosas, los pensamientos y criterios carnales se pueden romper, y eventualmente ustedes pueden poseer la fe espiritual de que Dios puede hacer todas las cosas.

En la conferencia de la WCDN del presente año, también se presentó un caso de estrabismo paralítico.

El médico que trató al hermano Yoen Kyu-Chan, quien compartió su testimonio, dijo que la cirugía en sí era muy peligrosa y que no había garantía de mejora después de esta.

Dentro de los criterios de conocimiento carnal, él no habría tenido otra opción sino la cirugía.

Pero el hermano Yeon creía que él sería sanado por el poder. Él preparó el vaso de su corazón para hacerlo digno de recibir una respuesta.

Como resultado, él fue completamente curado de su condición bizca.

El doctor Kiril de Bulgaria revisó el caso médicamente, y reconoció que era la obra de Dios.

Hubo también un caso de recuperación de la visión perdida.

El hermano Park Sang-Yeong (52) sufrió daños cerebrales en un accidente automovilístico. Después de una cirugía en el cerebro, perdió la vista en su ojo izquierdo y ni siquiera podía detectar la luz.

Más adelante, comenzó a congregarse en la Iglesia Central Manmin. En agosto del 2016, cuando él no podía asistir al retiro de verano, él lo vio en GCN. Después de recibir la oración por los enfermos, él recuperó la vista en su ojo izquierdo.

El hermano Gegesuren (62) de Mongolia se lastimó la cabeza en un accidente automovilístico. Como secuela del accidente, perdió la vista en el ojo izquierdo.

Mientras luchaba con una vida en depresión, se convirtió en un miembro Manmin.

Después de recibir la oración con el pañuelo del poder de Dios, el ojo izquierdo recuperó la vista, y el ojo derecho mejoró.

El doctor Bahe, un médico armenio, presentó este caso y glorificó a Dios.

Generalmente hablando, el conocimiento médico es primordial y predomina entre los médicos.

Entonces, ¿por qué están difundiendo las buenas nuevas de las obras de sanidad de Dios?

Es porque todas las evidencias médicas demuestran que es la obra de Dios, aunque esto no encaja en el marco de conocimientos que han adquirido.

Reconocen que, si Dios interviene, las cosas pueden ser posibles, incluso las cosas que van más allá del límite del conocimiento carnal.

Tal como pueden ver, Dios les está dando a los intelectuales la oportunidad de creer en Él.

Por lo tanto, si hay alguien que todavía duda y no cree, revise cuidadosamente todas las señales y prodigios que han tenido lugar en esta iglesia.

Usted puede examinar a fondo cómo todos ellos se hicieron posibles; usted puede hacer preguntas a quienes comparten su testimonio.

Por ello, anhelo que ustedes puedan romper los pensamientos carnales, y poseer la fe.

También yo ruego en el nombre de nuestro Señor que, al hacerlo, ustedes puedan llegar al conocimiento del mundo de la fe profunda, donde nada es imposible.

Amados hermanos en Cristo:

Dios el Padre nos abre y nos muestra el espacio, en tercer lugar, para ayudarnos a recuperar la imagen perdida de Dios y convertirnos en Sus verdaderos hijos.

En realidad, esta es la razón por la que Dios Padre creó a los seres humanos.

Dios el Padre desea tener verdaderos hijos con quienes Él pueda compartir Su amor.

Y así, Él creó a Adán, el primer hombre, a Su imagen, y sopló en él aliento de vida.

Después de que Adán fue creado como un ser vivo, Dios le enseñó solo conocimiento espiritual.

Pero Adán fracasó en llevar siempre la palabra de Dios en su mente y cometió el pecado de desobediencia al comer del árbol de la ciencia del bien y del mal.

Como resultado, fue expulsado al mundo carnal que es gobernado por el diablo enemigo y Satanás.

Cuando Adán y Eva fueron expulsados a este mundo, siguieron siendo fructíferos y multiplicándose.

Pero los descendientes de Adán que nacieron en este mundo heredaron el pecado original. No solo nacieron como pecadores, sino que también cometieron pecados ellos mismos; se mancharon por el pecado.

Poco a poco fueron perdiendo la «imagen de Dios» que tenía el primer hombre, Adán.

Dios el Padre tuvo compasión de ellos, y cuando llegó el tiempo, envió a Jesús a abrir el camino para el perdón de sus pecados. Luego envió el Espíritu Santo para que guie a Sus hijos a la verdad.

Dios permite que cultiven su corazón en espíritu y que recuperen la imagen de Dios con la ayuda del Espíritu Santo.

Dios les ayuda a deshacerse de las obras de la carne y las cosas de la carne, a librarse de la soberbia y los criterios personales, y que puedan alcanzar un corazón del espíritu.

Él los conduce a notar sus deficiencias espirituales y sus fallas; a llenar su corazón con bondad, amor y verdad; a alcanzar un corazón del espíritu completo; y a que se conviertan en verdaderos hijos de Dios.

Dios Padre ha demostrado a esta iglesia el reino espiritual muy a menudo, a fin de que los miembros sean capaces de luchar en contra del pecado aún más, con esperanza.

Una vez, él abrió los ojos espirituales de muchos miembros y les permitió ver ángeles.

Él también permitió a aquellos cuyos ojos espirituales no fueron abiertos que vieran mi cuerpo espiritual.

Gracias a esta experiencias, uds. podían confesar; «El cuerpo espiritual es verdaderamente la luz misma. Cuando yo resucite, también me transformaré en ese cuerpo santo que no decaerá.

Mientras más mi corazón se cultive en el espíritu, más brillante será la luz de mi cuerpo resucitado. Seguramente he de alcanzar un corazón del espíritu completo».

Así, a través de estas experiencias del reino espiritual, Dios les ha permitido tener mayor esperanza y cultivar su corazón en el espíritu con más anhelo.

Por cierto, la generación actual es tan malvada que la gente rara vez se deja sorprender y se olvidan fácilmente las experiencias espirituales.

Y así, Dios el Padre permitió la obra de revelación de la identidad de los demonios.

Fue así porque había muchos que no podían despertar espiritualmente si no hubiera sido por esos terribles acontecimientos.

Es así especialmente con los jóvenes que han nacido en este mundo donde el pecado está tan desenfrenado, y mucho peor que antes, que ni siquiera pueden ver el pecado como pecado.

Pero, incluso esos jóvenes declararon que se horrorizaron al presenciar las identidades de los demonios, y que tomaron la decisión de ser más firmes.

«El resultado por el pecado es así de miserable. Sin duda, he de vivir por la palabra de Dios de ahora en adelante».

Confesando así, tomaron la decisión de apartarse de las cosas del mundo, para mantener su corazón en la verdad, y trabajar duro para cambiar en el espíritu.

Tal como Dios el Padre lo deseó, muchos miembros aprovecharon la oportunidad de cambio.

Dios el Padre nos abrirá el espacio y nos mostrará las cosas espirituales ante nuestros ojos, aun con más frecuencia.

Les exhorto en el nombre de nuestro Señor para que cambien rápidamente al espíritu y el espíritu completo y que se conviertan en los verdaderos hijos de Dios el Padre.

Amados hermanos en Cristo:

Esta noche les hablé de por qué Dios el Padre abre y muestra el espacio espiritual.

En primer lugar, es para mostrarnos que el reino espiritual realmente existe. En segundo lugar, para ayudarnos a tener fe espiritual. En tercer lugar, para ayudarnos a recuperar la imagen perdida de Dios y convertirnos en Sus verdaderos hijos.

En última instancia, así como la Escritura lo dice, Dios abre el espacio y nos muestra las cosas espirituales porque nos ama.

Él desea que por presenciar esas cosas ustedes adquieran certeza de la existencia del cielo y del reino espiritual y que ganen la buena batalla de la fe.

La manera más fácil de experimentar el espacio espiritual es estar llenos con el Espíritu Santo.

Si ustedes están llenos del Espíritu Santo, les parecerá que están en el espacio espiritual, el espacio del cielo.

Anhelo que se mantengan despiertos espiritualmente y que oren para recibir la plenitud del Espíritu Santo, y que corran a la Nueva Jerusalén con más vigor. Esta es mi oración en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch