new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Conferencia sobre 1 Juan(19) - Conferencia sobre 1 Juan (19)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   1 Juan 3: 4
Date
   2011-04-10



Pasaje

[1 Juan 3: 4]
Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.


[Introducción]

Amados hermanos y hermanas en Cristo,
Esta es la 19a sesión de la serie de conferencias sobre 1 Juan.
El siguiente versículo 1 Juan 3:4 dice, "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley".
Cometer pecado es infracción de la ley de Dios.
Aquellos que infringen la ley en este mundo pagarán por lo que hayan hecho y recibirán el castigo correspondiente.
En un sentido spiritual, aquellos que practican la infracción de la ley recibirán la retribución correspondiente.
Pero aun cuando ellos infringen la ley, no reciben el castigo inmediatamente.
Algunas personas mundanas realizan obras realmente malas, pero podrá parecer que disfrutan de riqueza y de honor sin sufrir de enfermedades y problemas.
Por lo tanto, algunas personas se quejan por tales cosas diciendo, "Si Dios está vivo, ¿Por qué no castiga a tales personas?".
Pero el Salmo 37:1-2 dice, "No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. (2) Porque como hierba serán pronto cortados, Y como la hierba verde se secarán".
A los ojos de los hombres, podrá parecer que los malignos están viviendo una vida de prosperidad, pero Dios está tomando en cuenta sus obras.
El castigo podrá llegar inmediatamente después que una obra de maldad sea cometida, pero en muchas ocasiones los castigos llegan después que una serie de obras de maldad han sido acumuladas.
En otros casos, el castigo no acontece en esa generación sino en la siguiente. El castigo cae sobre sus descendientes.
Los castigos también son aplicados tomando en cuenta los pecados de sus ancestros.
Por ejemplo, Génesis 15:16 dice, "Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí".
Esta es la promesa que Dios le dio a Abraham.
Los hijos de Abraham tomarían la tierra de Canaán, pero para que esto sucediera, tenían que expulsar a los residentes del lugar.
Y Dios no solamente echaría fuera la gente de esa tierra para los hijos de Israel. Los pecados de esas personas serían acumulados, y cuando la medida fuera completada para la llegada del castigo, entonces ellos serían expulsados por los hijos de Israel.
Éxodo 34:7 dice, "que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación".
Como está escrito, si los ancestros cometieron muchos pecados graves, podemos ver a muchos miembros de la misma familia que cometen suicidio, tienen problemas mentales y que son poseídos por demonios.
Pero esto no significa que si los ancestros son malignos, sus descendientes tienen que recibir incondicionalmente la retribución por causa de ellos.
La palabra de Dios tiene el complemento para el significado completo.
Ezequiel capítulo 18 explica sobre los casos donde los hijos sufren la retribución de sus padres malvados y los casos donde no.
Ezequiel 18:19 dice, "Y si dijereis: ¿Por qué el hijo no llevará el pecado de su padre? Porque el hijo hizo según el derecho y la justicia, guardó todos mis estatutos y los cumplió, de cierto vivirá".
Aquellos descendientes que temen a Dios y viven una vida buena y justa, no serán afectados por los pecados de sus ancestros.
En ocasiones, ellos podrán ser afectados por las obras malignas de sus ancestros, pero si llevan una vida cristiana buena, pueden continuar siendo protegidos por Dios.
Si ellos llegan al espíritu, no tendrán nada que ver con tales cosas.
Pero entonces, si el castigo no viene sobre la generación inmediata de los pecadores sino sobre sus generaciones siguientes, ¿significa esto que es bueno para los pecadores?
Incluso si ellos no reciben ninguna retribución en esta tierra, ellos no pueden escapar al castigo del Infierno.
Incluso si disfrutan de mucha riqueza y honor, ¿qué importancia tienen tales cosas una vez van al Infierno?
Ellos no pueden incluso argumentar que estuvieron entre los grandes hombres de esta tierra. Sino más bien, a causa de las cosas que disfrutaron sobre esta tierra recibirán más burlas y dolores.
Si nosotros comprendemos esta justicia, comprenderemos que es de mayor bendición recibir castigo y arrepentirnos, que no recibir ningún castigo incluso después de practicar la infracción de la ley.
Esto es incluso más real para aquellos que creen en Dios.
Incluso si no hay castigo después que ustedes han cometido pecados, ustedes no deberían simplemente sentirse afortunados y pensar que eso está bien.
Hebreos 12:8 dice, "Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos".
Si ustedes parecen tener paz en sus vidas aun cuando continúan morando en las tinieblas cometiendo pecados, deberían más bien estar temerosos de que pueden haber sido abandonados por Dios.
Por supuesto, no estoy diciendo que ustedes enfrentarán grandes desastres cada vez que pecan.
En ocasiones, la retribución no aparece externamente; ustedes podrán atravesar algunas aflicciones en su corazón o algunas cosas menores en su vida para pagar sus pecados.
Además, aun cuando ustedes cometieron pecados, si se arrepienten totalmente y se apartan completamente, podrán vivir en paz.
Hermanos y hermanas, la justicia de Dios es de hecho tan compleja que los seres humanos no pueden comprenderla completamente.
Por ejemplo, cuando ustedes tejen una pieza de tela, tantos hilos se entrelazan para formar una pieza textil fuerte.
De la misma forma, la justicia de Dios es una combinación de tantos elementos diferentes.
El Dios todopoderoso toma en cuenta todos los diferentes elementos con más precisión que las medidas más delicadas de este mundo. Él dirige las vidas de cada persona de acuerdo a Su justicia sin un solo error.
Sin embargo, los hombres no pueden comprender Su justicia.
Por lo tanto, en ocasiones, ellos tienen cuestionamientos o dudan de Él pensando, "¿Por qué el Dios de justicia haría esto?".
Por ejemplo, hablando a cerca de recibir bendiciones, a veces ustedes hacen una buena obra en la verdad y reciben la respuesta a ese mismo grado.
Pero otras veces, parece que la respuesta se retrasa aun cuando ustedes hicieron muchas buenas obras, pero más tarde, reciben una gran bendición de una sola vez.
El tiempo y los métodos de las bendiciones otorgadas, serán decididos por las leyes del Dios de justicia, para que lo mejor de todo le sea entregado a cada uno.
He explicado a través de muchos sermones, y ustedes tienen que haber comprendido que hay muchas leyes de justicia aplicadas cuando ustedes quieren recibir sanidad y bendiciones.
Si piden a Dios con fe, podrán recibir sanidad de cualquier enfermedad y respuesta a cualquier problema difícil.
Pero la gente pasa por diferentes etapas y procesos.
Algunas personas reciben la respuesta inmediatamente si ellos se arrepienten de sus pecados pasados.
Pero en otros casos, las respuestas se retrasan incluso después que ellos reconocen sus pecados, los cuales eran la causa de sus calamidades y se arrepienten de ellos completamente.
En esta clase de casos, ellos tienen que almacenar suficientes obras de verdad para que Dios pueda reconocer que han producido el fruto del arrepentimiento.
La respuesta vendrá solamente cuando ellos pasen las pruebas hasta el final, con humildad y con sincero agradecimiento.
En algunos casos, aquellos que piden la misericordia de Dios para resolver sus problemas, levantan más los muros de pecado. Ellos repetidamente demuelen los muros de pecado, pero luego crean más muros.
Por ejemplo, supongan que hay una persona que sufre de una seria enfermedad o dolencia. Él levantó un muro de pecado delante de Dios con palabras arrogantes e hizo muchas cosas malas a otras personas.
Por lo tanto, a fin de recibir una respuesta de Dios, tiene que hacer que su corazón sea humilde y bueno. Tiene que servir a otros y acumular obras de bondad en su vida diaria.
Él no debe simplemente orar para recibir sanidad, sino derribar los muros de pecado cambiando su corazón y sus obras.
Pero está tan preocupado por recibir la sanidad que no pone atención en el cambio de su corazón. Por lo tanto, se queja cuando no recibe la respuesta tan rápidamente como desea.
Él desagrada a Dios diciendo cosas como, "Me arrepentí de mis malas acciones, y he estado orando duramente. He estado entregando ofrendas y asegurando mi fidelidad, entonces, ¿por qué no hay ninguna respuesta para mí todavía? Dios no es justo".
O, podrá incluso resentir de sus compañeros en la fe diciendo, "yo estoy sufriendo por esta enfermedad, y ¿por qué no me están ayudando los miembros del grupo celular? ¡Esto no es correcto!"
Él podrá incluso enojarse y frustrarse.
Él está supuesto a demoler los muros de pecado y acumular bondad, pero de hecho, está elevando aun más los muros de pecado. Simplemente continúa demoliendo y levantando, y es por eso que no puede preparar la vasija para recibir la respuesta, a pesar que ora por mucho tiempo.
Él podrá recibir la respuesta más rápidamente cuando se arrepienta totalmente y acumule bondad delante de Dios, y sin crear más muros de pecado con sus palabras, pensamientos y acciones.
En ocasiones, ellos sufren de pruebas o la respuesta se retrasa, no a causa de ellos mismos sino porque están espiritualmente atados con otras personas.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch