new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Estudio basado en Génesis(115) - Estudio basado en Génesis (115)    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Génesis 8:3-14
Date
   2014-07-25



Pasaje

Génesis 8:3-14.
[3] "Y las aguas decrecían gradualmente de sobre la tierra; y se retiraron las aguas al cabo de ciento cincuenta días.
[4] Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los montes de Ararat.
[5] Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes décimo; en el décimo, al primero del mes, se descubrieron las cimas de los montes.
[6] Sucedió que al cabo de cuarenta días abrió Noé la ventana del arca que había hecho,
[7] y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra.
[8] Envió también de sí una paloma, para ver si las aguas se habían retirado de sobre la faz de la tierra.
[9] Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca.
[10] Esperó aún otros siete días, y volvió a enviar la paloma fuera del arca.
[11] Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.
[12] Y esperó aún otros siete días, y envió la paloma, la cual no volvió ya más a él.
[13] Y sucedió que en el año seiscientos uno de Noé, en el mes primero, el día primero del mes, las aguas se secaron sobre la tierra; y quitó Noé la cubierta del arca, y miró, y he aquí que la faz de la tierra estaba seca.
[14] Y en el mes segundo, a los veintisiete días del mes, se secó la tierra."


Amados hermanos y hermanas en Cristo:

Este es el 115º. estudio de Génesis.

Génesis 8:3-14 nos explica cómo el agua fue disminuyendo y la superficie de la Tierra se secó.

El diluvio comenzó en el año seiscientos de la vida de Noé, en el segundo mes en el día diecisiete del mes.

Noé entró al arca una semana antes, es decir el décimo día del segundo mes.

La lluvia cayó durante cuarenta días y cuarenta noches, y el agua prevaleció en la Tierra por ciento cincuenta días.

Al final de los ciento cincuenta días, comenzando con el día 17 del séptimo mes, el agua comenzó a disminuir.

Al año siguiente, el primer día del primer mes, toda el agua había disminuido y la tierra se había secado.

Aun así, Noé no salió del arca hasta el día 27 del segundo mes.

¿Por cuánto tiempo se quedó Noé dentro del arca?

El día que Noé entró en el arca fue el décimo día del segundo mes en el año 600 de su vida, que fue una semana antes de que comenzara el diluvio.

Salió del arca el día 27 del segundo mes del año 601.

Por lo tanto, Noé y los demás estuvieron dentro del arca por un año y diecisiete días exactamente.

¿Han notado un número interesante relacionado con el diluvio de Noé?

El número "17" aparece en los días importantes.

El diluvio comenzó en el día 17 del segundo mes, y el agua disminuyó el día 17 del séptimo mes.

Noé y los demás estuvieron dentro del arca por un año y 17 días.

¿Por qué Dios el Padre hizo obras importantes en aquellos días que tenían alguna relación con el "17"?

Es debido a que el número 17 tiene un significado espiritual muy especial.

En lo espiritual, el 17 significa que "Dios el Padre hace Su obra personalmente de acuerdo a Su voluntad y Providencia".

El diluvio de Noé ocurrió precisamente en el momento indicado según la Providencia de Dios el Padre.

Por ende, Dios hizo que el diluvio comenzara y que el agua disminuyera en los días que implicaban el número 17.

A medida que Dios el Padre explicaba esto, pude ver que el número 17 también tiene mucha relación conmigo y con esta iglesia.

El día que yo me arrodillé ante Dios tras la dirección de mi hermana, fue el 17 de abril de 1974.

La presidenta del Centro de Oración Manmin y yo nos casamos el 17 de enero.

Luego de comenzar esta iglesia en 1982, Dios nos mostró la visión del Gran Santuario, y hubo 17 miembros cuyos ojos espirituales fueron abiertos por Dios.

El 17 de junio de 1995, el Coro Sonido de Luz de esta iglesia obtuvo el premio mayor en el 14.o Concurso de Música Cristiana.

En ese entonces, el coro tenía tres miembros; la Pastora Soojin Lee era una de ellas.

A partir de 1999, año que celebramos los 17 años de esta iglesia, enfrentamos un momento crucial.

Pudimos entender la Providencia de Dios con mayor claridad, la que conduce esta iglesia y obra por ella.

Es decir, con la terminación de las tres pruebas que comenzaron en 1998, pudimos proclamar el Evangelio Quíntuple al mundo entero.

Por medio de las cruzadas masivas internacionales que comenzaron en el año 2000, un nivel totalmente nuevo del poder de Dios, diferente al anterior, comenzó a manifestarse.

El 1 de septiembre de 2005, GCN comenzó a transmitir su primera señal desde el edificio Empire State en Nueva York.

El número de su canal de transmisión era el 17.

Como pueden ver, las obras de esta iglesia y el número 17 están estrechamente relacionados.

Esta es otra evidencia de que esta iglesia está en medio de la Providencia de Dios el Padre, y que Dios mismo, de modo personal, gobierna y guía esta iglesia.

Amados hermanos y hermanas:

En Génesis 8:3 leemos: "Y las aguas decrecían gradualmente de sobre la tierra; y se retiraron las aguas al cabo de ciento cincuenta días".

Dios puede hacer que el agua se retire o disminuya toda a la vez.

Sin embargo, Él hizo que el agua disminuyera poco a poco, en un lapso de 150 días.

¿Cuál es la razón por la que Dios hizo esto?

Fue para guardar y seguir las órdenes y normas que Él mismo había establecido.

Con el inicio del diluvio, la luz original de Dios se retiró y los rasgos carnales de la Tierra se revelaron.

Cuando la Tierra fue rodeada con la luz original, el fluir y la ley espirituales se aplicaron a la Tierra en parte, pero después del diluvio, el orden y normas carnales se aplicaron de acuerdo al fluir de la carne.

Por eso, a partir de entonces, Dios comenzó a obrar siguiendo el orden y normas de la carne.

No obstante, ¿en qué se relaciona el guardar el orden y normas de la carne con hacer que el agua disminuya poco a poco?

El momento que Noé y su familia salieron del arca, comenzó el nuevo Cultivo de la humanidad en la Tierra.

Un ambiente adecuado se debe preparar para que el hombre viva en la Tierra.

Aunque el agua disminuya en la Tierra que una vez estuvo cubierta por completo con el agua, no proporciona un ambiente adecuado para un buen vivir.

Piensen en las casas inundadas por causa de las fuertes lluvias, los tifones o tsunamis.

Aunque el agua haya disminuido en las casas inundadas, el hombre no puede vivir en ellas inmediatamente después.

Asimismo, la Tierra no estaba del todo lista una vez que el agua disminuyó tras el diluvio; era necesario prepararla para que la gente pudiera vivir en ella.

Si Dios hubiera hecho que el agua desaparezca toda a la vez, Noé y su familia habrían salido a un mundo que aún no estaba listo.

Esto no fue lo que Dios permitió; Él renovó la Tierra de acuerdo al tiempo en el que Noé y su familia saldrían del arca.

Dios hizo que el agua disminuyera poco a poco hasta que las condiciones de vida de la Tierra estuvieran listas de modo natural para que la gente, los animales, las aves y bestias pudieran sobrevivir.

Cuando Dios el Padre creó los Cielos y la Tierra, no creo todo a la vez, ¿no es así?

Lo hizo poco a poco, paso a paso, durante seis días.

Deben entender que no pueden ignorar por completo el orden y la ley de la carne mientras vivan en el cuerpo de la carne en el espacio natural.

Cuando Dios sana las enfermedades, Él obra siguiendo el orden de un cuerpo.

Por ejemplo, el apéndice de una hermana se reventó y ella sufrió gran dolor por la peritonitis, pero fue sanada por fe.

Dios mostró el proceso de su sanidad en una visión.

Las bacterias que salieron cuando el apéndice reventó, no desaparecieron de inmediato.

Dios permitió que fueran absorbidas primero en los intestinos, y que luego fueran expulsadas de su cuerpo.

Lo mismo ocurrió con la Diaconisa mayor Eun-Deuk Kim quien fue sanada de quemaduras de tercer grado en todo su cuerpo.

Dios el Padre tiene el poder para restituir y normalizar en un instante.

Sin embargo, vi que Dios la sanó poco a poco, paso a paso, a intervalos regulares por hora.

Comenzó a hacer vasos sanguíneos y tejidos musculares en su cuerpo, y generó nuevo tejido cutáneo.

Mientras yo observaba esos procesos, pensé: "Un feto crece de esta manera".

Nueva piel se generaba en base a su piel, y pude ver claramente los vasos sanguíneos en ella.

Este proceso de sanidad ocurrió con mayor rapidez que la sanidad normal en el mundo carnal.

Claro está que es imposible que las quemaduras de tercer grado se recuperen con normalidad.

Sin embargo, aun esto imposible es posible gracias al poder de Dios y la sanidad ocurra con mayor rapidez aunque sigue las leyes de la carne.

Aun así, Dios el Padre no evita sino que sigue todos los pasos de acuerdo a la ley y al orden de este espacio natural.

Lo mismo ocurre cuando Dios otorga bendiciones financieras a Sus hijos amados.

En base a la ley básica de "se cosecha lo que se siembra", Dios bendice al hombre de acuerdo a su fe.

Dios bendice a algunas personas para que cosechen una buena medida, apretada, remecida y rebosante, y a otras para que cosechen al 30, 60 y 100 por ciento.

Por consiguiente, cosechar sin haber sembrado es como burlarse de Dios.

Nadie es una excepción a esta ley, "se siembra lo que se cosecha".

Deben plantar las semillas de bendiciones y preparar el vaso para recibir las bendiciones de parte de Dios.

Solo al recibir bendiciones por medio de este proceso, se puede sentir satisfacción carnal y también verdadera felicidad espiritual.

Por ende, si se trata de una bendición no merecida, deben saber que también puede ser una fuente de calamidad.

Pueden disfrutar de satisfacción carnal, pero sus almas serán devastadas.

Ya que no se volverán pobres en espíritu, perderán su anhelo por la gracia.

Por otro lado, los que son prósperos en todo mientras su espíritu y alma prosperan, estarán a salvo.

No importa cuán abundante sea la bendición que reciben, sus corazones no se inclinarán hacia el mundo sino que su anhelo por el reino de Dios se fortalecerá.

Amados hermanos y hermanas:

Les dije que Dios el Padre guarda el orden de la creación que Él estableció.

Él obra de acuerdo a la justicia sin ignorar la ley y el orden de la carne.

Pero cuando algo está en acuerdo con la justicia espiritual, Él puede obrar mucho más rápido que la rapidez permitida en el espacio natural.

Sin embargo, Él no evita ningún proceso.

Él toma cada paso, pero la rapidez es mayor.

Las obras de fe en este mundo siempre deben ser de acuerdo a la justicia, tanto de manera espiritual como carnal.

Mientras más se profundicen en el espíritu, las cosas que podrán comprender se harán más refinadas y detalladas.

Yo ruego en el nombre del Señor Jesucristo que ustedes ciertamente puedan recibir las bendiciones al guardar este hecho en sus mentes y aplicarlo en sus vidas.

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch