new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Sermon
Official Service
 
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Servicio Oficial
Domingo por la mañana
Domingo por la noche
Vigilia de Viernes
Lecture
Conferencia sobre 1 Juan
la lectura de apocalipsis
Estudio basado en Génesis
Theme Sermons
Amor Espiritual
Bondad
Cielo
EL MENSAJE DE LA CRUZ
La Medida de La Fe
Las Bienaventuranzas
Columnas
Testimonio de Dr. Lee
Estudio de Biblia
Conferencia de Rev. Lazarus Una Carta Preciosa
 
Official Service Mensajes > Official Service
Official Service
Title
   Bienaventuranzas(9) - Las Bienaventuranzas 9    
Speaker
   Rev. Jaerock Lee
Pasaje
   Mateo 5:1-12
Date
   2008-05-22



Las Bienaventuranzas 9

La Escritura: Mateo 5:1-12
1 Viendo la multitud, subió al monte\; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos\; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.


Amados Hermanos en Cristo.
Esta es la última predica de las Bienaventuranzas.
¿Cuántos mensajes hemos predicado hasta ahora? Empezamos con la primera de las bienaventuranzas, luego la segunda, 3ra, 4ta, 5ta, 6ta, 7ma, 8va, y ahora esta es la novena y última prédica de las Bienaventuranzas.

En el último mensaje les hablé acerca de las bendiciones para los que son perseguidos por causa de la justicia. Cuando los creyentes tratan de vivir una vida recta, podrán enfrentar críticas y persecuciones. A través de estas persecuciones, su fe va a crecer, se va a santificar, y en esa misma medida entrará a una mejor morada o lugar en el reino de los cielos. En el grado en que sean transformados a través de las condenas y persecuciones y lleguen a ser la luz del mundo y la sal de la tierra, las persecuciones a su alrededor desaparecerán. Por ejemplo, aquellos parientes que lo criticaban por no asistir a las reuniones de familia los domingos, la realizarán otro día de la semana de modo que usted también pueda participar.

Sus familiares y amigos a quienes no les agradaba que asista a la iglesia, reconocerán el amor y la compasión en su vida y vendrán a la iglesia con usted. Es porque, si permanece totalmente en la luz en medio de las pruebas, no habrá nada de lo que Satanás pueda acusarlo. Sin embargo, aunque alcance completamente la justicia, las persecuciones y críticas no desaparecerán del todo. Como se menciona en los versículos 11 y 12 del Pasaje de hoy, hay persecuciones que los siervos que trabajan para el reino de Dios tienen que enfrentar.

“Cuando os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo por mi causa.” Es decir, cuando por causa de Jesús, la gente actúe de esta manera en contra de usted, será bienaventurado. De modo que, continúa la escritura “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos\; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.”

Desde hace mucho tiempo, gran cantidad de personas han padecido adversidades en forma voluntaria por cumplir la voluntad de Dios. Más que cualquier otro, nuestro Señor Jesús, quien es la sustancia de Dios mismo, sufrió el castigo de los pecadores, aunque Él mismo fue puro y sin mancha. Fue azotado y crucificado con gran desprecio y burla, con el único propósito de llevar a cabo el reino de Dios.

Juan el Bautista también fue encarcelado y decapitado sin haber cometido alguna falta o pecado. Los doce discípulos de Jesús fueron maltratados, encarcelados, y la mayoría de ellos murieron como mártires por predicar en el nombre del Señor. Especialmente, en 2da de Corintios 11:23-27, podemos ver cuánto sufrió el Apóstol Pablo mientras establecía numerosas iglesias en Asia y difundía el Evangelio en lugares tan distantes como Roma.

“En trabajos más abundante\; en azotes sin número\; en cárceles más”. Esto quiere decir que otros también estuvieron en prisión, pero él fue encarcelado más frecuentemente por causa del nombre del Señor. Además, fue azotado más duramente, y estuvo en peligro de muerte una y otra vez. Recibió los “cuarenta azotes menos uno” de los Judíos cinco veces. Es decir recibió 39 azotes cinco veces. “Tres veces he sido azotado con varas\; una vez apedreado\; tres veces he padecido naufragio\; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar.” Las embarcaciones en ese tiempo estaban hechas de madera, así que después del naufragio, Pablo a se asía o tomaba un objeto de madera de la embarcación para no hundirse y así pasó una noche y un día en el las frías aguas del mar.

“En caminos muchas veces\; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos. [27] en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez.” ¿Por qué sufrió todo esto? Aceptó todas estas cosas por causa del Señor, por el reino de Dios, y Su justicia. Se dice que un rey malvado ordenó que el profeta Isaías fuese aserrado en dos por predicar la Palabra de Dios. Moisés fue perseguido por el Faraón y su ejército. Incluso fue perseguido por su propio pueblo a quien había sacado de Egipto exponiendo su propia vida.

También padeció muchas veces. El pueblo constantemente se quejaba que Moisés los había sacado de Egipto para dejarlos morir de hambre en el desierto y no les había dado carne para comer. Sin embargo, estas personas no fueron perseguidas porque no tenían poder ni autoridad. Si Jesús lo hubiera deseado, podía haber invocado más de 12 legiones de ángeles para destruir a todas los malvados. Cuando Eliseo pronunció una maldición, dos osos aparecieron y despedazaron a 42 niños. Cuando Pedro reprendió a Ananías y Safira, ambos cayeron muertos.

A Moisés, al apóstol Pablo, Pedro, y Juan le seguían las evidencias y pruebas que Dios estaba con ellos. Especialmente, Moisés y Pablo manifestaron obras tan poderosas que incluso algunas personas los llegaron a considerar como dioses. Sin embargo ¿Acaso Dios tuvo celos? Acaso se sintió celoso y dijo “Yo soy el único Dios y ¿Por qué estas personas los consideran como dioses?” ¡No, en lo mínimo! Por el contrario, ¿Qué dijo Dios? Dijo, “Los haré como dioses delante del pueblo.” Dios mismo hizo a Moisés como un dios delante del pueblo.

No obstante, estas personas sabían que la providencia y el propósito de Dios se cumplirían a través de ellos al aceptar las persecuciones, por eso no trataron de evitarlas, por el contrario las recibieron con gozo. Le dije anteriormente que también tendríamos que pasar por pruebas. Se los dije muchas veces desde este altar. Era necesario para cumplir la providencia de Dios, para dar testimonio del Dios viviente y del Salvador Jesucristo. Para derribar el culto a los ídolos e imágenes y la teoría de la evolución. Y para manifestar el más Alto Poder Creativo de Dios. Tenemos que dar a conocer el mundo espiritual. En la misma medida que conozcamos y entremos a este mundo espiritual, podremos lograr la fe necesaria para llegar en la Nueva Jerusalén.

No es suficiente decir solamente, “Señor, yo creo.” Sin llegar a conocer el reino espiritual, ¿Cómo le será posible poseerlo? Uno puede poseerlo solamente cuando lo conoce. Por eso, lo animé, cuando sus ojos espirituales fueron abiertos y empezó a ver y a comprender las cosas espirituales.

Si se lo hubiera impedido, habría sido más fácil para mí. Satanás no hubiera procurado obrar por medio de esas cosas. ¿Sin embargo, por qué no se lo impedí? Fue porque cuando ve el reino espiritual, su fe crece, su alma prospera, tiene una firme esperanza por el cielo, y profundiza cada vez más en el espíritu anhelando mucho las cosas espirituales. Cuando entra a este nivel del espíritu, se apartará de toda clase de mal, vivirá de acuerdo a la Palabra de Dios y amará mucho a Dios. No irá por el camino equivocado sino que su alma será próspera. Luchará contra el pecado y cortará con él y tendrá la esperanza de ir a la Nueva Jerusalén. ¿Qué habría sucedido si le hubiera impedido ver el reino espiritual? Probablemente no habríamos tenido que enfrentar esas persecuciones pero el obrar de Dios también se habría detenido.

Nunca hubiéramos podido alcanzar el más Alto Poder Creativo de Dios con el que podemos llevar a cabo la misión de evangelizar al mundo. Dios se habría desilusionado conmigo diciéndome, “Eres un vaso muy pequeño. Por temor a las persecuciones y a la muerte, no predicas las obras de Dios. No te atreves. Retrocedes. Lo evitas, y no eres íntegro. Escogí un vaso muy pequeño.” Esto lo habría entristecido mucho.

Dios diseñó su plan, sabiendo todo, antes de la fundación del mundo. Así que, nunca pudo hacer algo de lo que luego se tendría que lamentar. Permite las pruebas porque sabe que podemos vencerlas. Nos ha estado guiando a través de esas pruebas y adversidades hasta el día de hoy para darnos Su Más Alto Poder Creativo.

Todos ustedes que han creído lo que hoy he predicado, ahora tiene una mayor fe. Hoy, hay muchos hermanos que están avanzando rápidamente hacia la meta con la esperanza de la Nueva Jerusalén. Aquellos que tienen esperanza ciertamente lo lograrán. Si usted simplemente dice, “Me conformo con sólo llegar al cielo”, en realidad no tiene una verdadera esperanza. Sin embargo, aquellos que dicen, “Mi objetivo es alcanzar la Nueva Jerusalén”, indudablemente entrarán en ella. Como los padres de la fe sabían que la providencia de Dios se cumpliría, no trataron de evitar las pruebas y persecuciones sino que las recibieron con gozo. Esta clase de pruebas son una bendición. Se lo he dicho muchas veces. Verá que al final será abundantemente bendecido. Entonces, podrá ver los resultados. ¿No eran acaso realmente bendiciones? ¡Dios Padre nos ha dado un poder inimaginable! ¡Qué grande es en realidad esta bendición!

Estamos confiados en que lograremos la misión de evangelizar al mundo. Decenas de miles de personas se reúnen solamente para asistir a las Campañas de Oración y de Avivamiento que se realizan con el pañuelo ungido. Cuando nuestros pastores o incluso diáconos han ido a estas cruzadas, se calcula que el número de personas que han asistido ha sido de 20 o 30 mil. Muchas personas se reúnen solamente para este servicio de oración de sanidad con el pañuelo. Ni pastores ni evangelistas de talla mundial logran reunir a ese número de personas. Por ejemplo, un predicador muy famoso de los Estados Unidos vino a Corea, y sólo pudo convocar cerca de 2,500 personas.
Luego realizó una conferencia en Japón. El predicador no pudo llegar porque estaba enfermo así que su hermano menor se encargó de la reunión, y 1,500 personas asistieron. Cuando llevamos a cabo campañas sólo para orar con el pañuelo ungido, el estimado de público que asiste de acuerdo a la policía local, es de 20 a 30 mil almas. Es porque hemos superado las pruebas anteriores. Dios nos ha guiado hasta el día de hoy. Además, Dios nos ha dicho que todo esto sucedería a la velocidad de la luz, y ha estado sucediendo tal como Dios lo declaró. Tal vez usted pensó que la velocidad de la luz ya no era aplicable cuando vinieran las pruebas, pero ahora se da cuenta que en verdad todo ha ocurrido tal como Dios lo habíadicho.

Usted mismo puede ver que todo ha ocurrido a la velocidad de la luz. Si Dios dice algo, con toda seguridad lo cumplirá. Siervos de Dios predicaron Su voluntad con una ardiente pasión y cumplieron la providencia de Dios obedeciendo lo que Él es había comisionado. En el capítulo 20 de Jeremías, el profeta habla de las adversidades que el rey y la nación sufrirían por el pecado que había cometido el rey. Cuando el hombre de Dios declara la providencia de Dios, la gente lo ridiculizará y se burlarán de él. También, dice que todos lo acosarán para denunciarlo e incluso sus amigos de confianza esperarán su caída.

Si no predicaba la Palabra de Dios, podría muy bien haber evitado las persecuciones, pero no podría quedarse callado. Jeremías 20:9 menciona, “Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre\; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos\; traté de sufrirlo, y no pude.”

Si no habla en el nombre de Dios, la Palabra de Dios será como un fuego ardiente metido en sus huesos, y su corazón arderá como fuego abrasador, así que no podrá dejar de proclamar la Palabra de Dios. Estuve ayunando por varios días anteriormente, y cuando terminaba de recuperarme del ayuno, Dios puso en mi corazón una urgencia de volver a ayunar. Así que, ahora cuando estoy en ayuno, a veces pienso que no voy a ayunar más adelante. Sin embargo, luego de terminar el ayuno, si siento la urgencia en mi corazón nuevamente, ayuno otra vez. Aunque esté decidido a no ayunar otra vez, pero si Dios toca mi corazón, obedezco lo que Dios me dice al 100 %.

Y no puedo imaginarme lo que sería si no proclamará a Dios y no hablará en Su nombre. Aun si tengo que dar mi vida hoy, ni siquiera me detendría a pensar en ello. A los que conocen la voluntad de Dios y le aman, les es más difícil dejar de hacer Su voluntad que ser perseguidos. Por eso, usted también está predicando y cuidando a otros miembros incluso en medio de persecuciones y adversidades. La razón por la cual nuestra iglesia proclama mensajes espirituales y el poder de Dios es porque ésta es Su voluntad.

Porque conocíamos el mundo espiritual y la providencia de Dios, tuvimos que despertar a las iglesias y a los creyentes que estaban espiritualmente dormidos aunque esto significara persecución y críticas. Debemos salvar a las numerosas almas perdidas y despertar a los están dormidos alrededor del mundo.

Amigos y Hermanos:
Cuando somos perseguidos, criticados y enfrentamos adversidades o somos falsamente acusados por causa del Señor, no debemos sentirnos tristes o lamentarnos, sino regocijarnos y estar felices, porque nuestra recompensa será grande en el cielo. En tiempos antiguos, cuando el rey estaba en peligro en una batalla, había algunos criados fieles que se disfrazaban como el rey o intencionalmente exponían sus vidas para salvar al rey. Si salían con bien de esa peligrosa situación, el rey los recompensaba grandemente. Les daba las mejores recompensas y si morían, el rey les rendía gran honor.

Como declara Juan 15: 13 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” Estaos siervos sacrificaban sus vidas para demostrar su amor y fidelidad al rey. Lo mismo pasa con nosotros. Si somos perseguidos, enfrentamos dificultades, e incluso sacrificamos nuestras vidas por el Señor, ¿Cómo podría Dios, el Señor de toda la creación, no hacer nada? Derramará sobreabundantes bendiciones sobre nosotros.

Por ejemplo, al asignar las morada en el cielo, Dios concederá mayores beneficios a estas personas. Quizás haya una persona que fue martirizada por su amor al Señor, pero todavía no estaba completamente santificada. Usted comprenderá mejor esto si ha escuchado los mensajes de la Medida de Fe, que si no se ha despojado de todo su pecado, no podrá llegar más alto del 2do Reino de los Cielos.

Pero aquellos que llegaron a ser mártires por el Señor, serán reconocidos por su amor al Señor, así que en esa condición, podrán ir al 3er Reino de los Cielos o a un nivel más alto. Además, si está santificado, es fiel en toda la casa de Dios, y llega a morir como mártir y logra entrar a la Nueva Jerusalén, su honra y bendiciones serán indecibles.

¿Por qué podría alcanzar el 3er Reino de los cielos o ir a un nivel mayor si llega a ser mártir? Si sacrifica su vida por el Señor, si ha mantenido su vida en la fe, obviamente usted ha luchado contra el pecado hasta la muerte y ha guardado los mandamientos, y se ha santificado. Por eso, los que renuncian a sus vidas por el Señor le será concedido el 3er de los cielos o un nivel más alto. Si son fieles en toda la casa de Dios, irán a la Nueva Jerusalén. Todos nuestros hermanos han superado toda clase de persecuciones y pruebas, ¿verdad?

Una vez, por revelación del Espíritu Santo, Dios me mostró la clase de gloria que una persona recibirá en la Nueva Jerusalén siendo un mártir. Permítame explicarle un poco acerca de esto. Cuando esta persona llegue a su casa en la Nueva Jerusalén y mire alrededor de esta, se sentirá tan abrumado de emoción al ver un enorme terreno con un jardín, y muchas clases de flores y plantas, y muchas clases de adornos.

En frente del jardín hay un camino de oro el cual conduce hasta la casa principal. Las flores a los lados del camino tienen los más hermosos colores y producen deliciosos aromas como reconocimiento al meritorio servicio del dueño y en aprecio a su entrega que lo llevó a ser un mártir por el Señor. Atravesando la puerta principal, vemos muchas joyas que decoran las paredes, entre las cuales sobresalen en especial el color rojo sangre de la cornalina y el resplandor del zafiro. La Cornalina simboliza su apasionado amor para sacrificar su vida como lo hizo el apóstol Pablo. El zafiro representa su integridad y un corazón recto, lo que quiere decir que murió como un mártir. Esto es lo que Dios me dijo acerca de uno de nuestros pastores quien iría a Corea del Norte y se convertiría en mártir, y ahora se lo estoy explicando a ustedes.

Una vez un niño miembro de una de nuestras iglesias locales murió. Tenía fe y amaba al Señor. Por eso, antes de su muerte, ya sabía que iba a partir con el Señor. En su sueño, un ángel se le apareció y le dijo que iría a la presencia del Señor al 2do reino de los cielos, y le mostró la morada en la que iba a vivir. Incluso pudo ver el tamaño de su casa, que no mencionaré en este momento. Por supuesto, es mucho más grande que las casas en esta tierra. Usted sabe que en el 2do reino de los cielos hay moradas de un solo piso. Teniendo en cuenta el tamaño de la casa, podemos decir que se le concedió una buena morada. Poco tiempo después falleció. Dios le reveló con antelación su muerte y a donde iría ya que tenía una buena fe. Había una razón para que vaya al cielo en ese momento. Sus padres me preguntaron, “¿Ahora cómo vamos a vivir nuestras vidas en Cristo?” ¡Estaban muy tristes pensando sólo en su hijo!

Así que les dije que se prepararan como la novia de Cristo y de ese modo alcanzaran la Nueva Jerusalén. El niño fue al 2do reino de los cielos, pero si ellos van a la Nueva Jerusalén, podrán invitar a su hijo a la Nueva Jerusalén en cualquier momento y así podrán verlo. También, si así lo quisieran, podrán visitarlo. Si llegan a la Nueva Jerusalén, tendrán autoridad. Así que, si lo desean, podrán visitarlo o llamarlo enviándole una invitación. Entonces, en cualquier momento se encontrarán con él y así compartirán su amor por siempre. Por eso, cuando les dije a sus padres que se prepararan como la hermosa novia del Señor para llegar a la Nueva Jerusalén, acaso me respondieron, “Rev. Extrañamos tanto a nuestro hijo que preferimos no esforzarnos tanto en nuestra vida cristiana y así ir al 2do reino y estar con él.” ¡Nunca hubieran dicho eso! No. Ellos se propusieron entrar a la Nueva Jerusalén para así poder mostrarle a su hijo las cosas más hermosas de la Nueva Jerusalén y estar con él en ese hermoso lugar. En las paredes exteriores hay inscritas muchas cosas. Se hace un recuento de su vida, en que día, que mes, y en qué año mientras padecía pruebas, llegó a ser un mártir cumpliendo así la voluntad de Dios. Así que, cuando visiten su morada, será de gran honra para su propietario.

Al leer las inscripciones en las paredes hechas por el Mismo Dios Padre, pensarán, “Oh, fue así como se convirtió en mártir,” y eso será motivo de honra. En su morada, tendrá todo lo que anhelaba en esta tierra. En el jardín, aves resplandecientes de bellísimo plumaje revolotearán. Diversas clases de flores y hermosos árboles estarán colocados de tal manera que harán del jardín un ambiente perfecto. Incluso se podrá hablar con los animales y las aves.

Podremos hablar con ellos, pero los animales no podrán alabar a Dios como los ángeles lo alaban. Los animales pueden imitar, pero no pueden en realidad alabar a Dios. Sin embargo, aun así pueden hablar con sus amos y comprender en cierta medida su corazón. ¡Se imaginan lo hermoso que será esto! En una esquina del jardín habrá muchas clases de equipos deportivos, que están hechos de hermosos materiales y adornos. Cada parte del equipo es como una escultura de joyas. Cuando se ejercitan en ese lugar, los equipos cambian de peso de acuerdo al deseo de cada uno. En el cielo no hay necesidad de hacer ejercicios, pero como a un hermano le gustaba mucho el deporte, y tuvo que abstenerse y renunciar a ello para hacer la obra de Dios. Por eso, Dios le ha dado esta recompensa como consuelo.

Asimismo, Dios recuerda la fidelidad y el arduo trabajo de cada uno muy detalladamente y lo retribuye con honor y recompensas. También, Dios me explicó acerca de alguien quién fue severamente perseguido y dio gloria a Dios. La mansión de este hombre es muy grande y tiene muchas habitaciones. No sólo hay un jardín sino numerosos jardines, grandes y hermosos, de modo que se tomará mucho tiempo sólo para dar un vistazo a su morada. Si visita esa morada, no se quedará sólo uno o dos días. Podrá quedarse más tiempo para llegar a conocerla. Incluso tiene una cascada de tres niveles o caídas. No es sólo una cascada común y corriente.

La cascada está hecha de oro y joyas y cuando el agua cae sobre ellos, produce un sonido muy hermoso. Hay algo parecido a un inmenso pabellón que puede albergar a miles de personas. Se puede apreciar un hermoso paisaje. La morada es tan grande que tomaría mucho tiempo recorrerla toda. Cada uno de los jardines tiene diferentes nombres de acuerdo a sus características. En cada jardín las flores y las frutas son de diferentes clases. Hay muchas fuentes hechas de diferentes materiales y de formas diversas.

Sus esculturas son realmente hermosas y no solo lanzan agua sino también emiten una cierta fragancia y despiden una luz especial. Ustedes solamente han visto fuentes de agua, ¿Verdad? ¡Sin embargo, estas piletas emiten aromas también! Despiden no sólo el perfume de las flores sino también el resplandor de las joyas, y otras hermosas luces. En la actualidad, existe la tecnología para mostrar imágenes en el aire, y del mismo modo, esas imágenes pueden ser formadas por las fuentes de agua así que Dios puede revelarnos por qué dio cada una de estas piletas como recompensa y qué significado tiene cada una de ellas.

Este hombre tiene una casa muy grande. Además, Dios me reveló como viviremos en el reino de los cielos. Por ejemplo, en el cielo también, hay un momento para el descanso. Este hombre tiene algo parecido a una pequeña casa de campo en su casa. Los ángeles vigilan esta casa de campo para que nadie pueda entrar. En realidad tiene muchas como esta, que están decoradas de forma muy hermosa. Todas tienen una vista magnífica. Dentro de la casa de campo, hay una piedra preciosa que a este hombre le gusta mucho, la cual es de cristal, es limpia y pura. También hay otra casa hecha totalmente de cristal.

Nadie puede entrar en ese lugar. Si quiere descansar, podrá ir a su casa de campo o a esta morada de cristal. Encima de la casa de cristal hay algo que parece un mirador. Sobre este mirador podrá ver a todas las personas que están recorriendo su mansión. Podrá ver todo a su alrededor porque no habrá límite para nuestra vista, trascenderá el tiempo y el espacio. En la tierra, solamente podemos ver quizás hasta 4 kilómetros. Tal vez con un buen telescopio, podemos ver hasta 8 kilómetros.

Sin embargo en el cielo, no se necesitan estos implementos. Podremos ver cosas muy alejadas también. Así que este hombre podrá ver a todos los que vienen a visitarlo a su mansión. Podrá ver cómo se están divirtiendo si están dando un paseo o nadando. ¡Se imaginan lo contento que debe sentirse al observar todo esto! Dios nos muestra por qué le dio cada una de estas fuentes de agua como recompensa y el significado que contiene cada una de ellas.

Amados Hermanos en Cristo.
Lo mismo sucede cuando entra al reino de los cielos. Aunque en realidad deja su vida física, todo lo que usted ha pasado y ha enfrentado por causa del Señor con el corazón de un mártir\; todo eso será tenido en cuenta y será recompensado. Dios Padre le dará todo lo que desea hasta el más mínimo detalle porque Él amará a todo aquel que ha sufrido persecución por el Señor.

Si lo que le estoy diciendo fuese mentira, los ciegos nunca recobrarían la vista al venir a esta iglesia. Ni el mudo llegaría a hablar ni el sordo volvería a oír. El cáncer en cualquiera de sus etapas, la leucemia, el SIDA, o la lepra no hubiesen sido sanados. Los cojos, los que tienen polio, y los paralíticos no hubieran vuelto a caminar. Escúcheme bien por favor. Dios nunca hubiera dado Su poder a un siervo que miente. Dios me dio ese poder porque YO NUNCA MIENTO. Por eso, al darme Su poder, Dios examina mi corazón una y otra vez. ¿Por qué Dios permite las pruebas? Es para examinarnos y probarnos espiritualmente. Cuando pasamos las pruebas, Dios puede confiadamente afirmar, “Ahora si puedo darle ese poder.” Y para otorgarme mayor poder, Él ha permitido que pasara por mayores pruebas y me ha ayudado a superarlas.

De lo contrario, esto podría ser un gran problema. Dios no podría simplemente quitar el poder que una vez otorgó. Dios no es como el hombre que da y que quita cuando quiere. Si da algo una vez, no lo va a quitar. Ni siquiera le quito el poder que le dio a Lucifer. Por tanto, sólo es luego de probarnos después de atravesar por pruebas, que Dios puede concedernos Su poder. Por eso, Dios nunca comete ningún error. No nos da todas las cosas de una sola vez. Da poco por poco. Además, si Dios diera todo Su poder al mismo tiempo, no podríamos resistirlo. Por esta razón Dios me está dando Su poder poco a poco, a través de las pruebas. De este modo Dios me guió para recibir el Poder Más Alto. Si alguien que se dice siervo de Dios inventa historias acerca del cielo y miente descaradamente, ¿Acaso Satanás no haría nada?

Inmediatamente me acusaría. Satanás se burlaría de Dios si usara a un siervo falso y engañador quien sólo dice mentiras. Todo lo que sucede y se dice aquí no son mentiras. Todos son hechos comprobados. Los he visto con mis propios ojos y los he tocado con mis propias manos. Nuestros hermanos personalmente también han sido testigos de todas estas cosas.

Asimismo, 2da de Corintios 1:5 cita, “Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.” Dios nos consuela no sólo en el cielo sino también en esta tierra. Muchos de ustedes han experimentado esto. Cuando pasa por adversidades sin motivo alguno, sino por causa del Señor, si se regocija y da gracias, recibirá lo que tanto ha deseado o conseguirá lo que más necesita. De esta manera, Dios nos muestra que en verdad está con nosotros. Además, en la misma medida en que venza las dificultades y las pruebas, su fe crecerá y recibirá poder y autoridad de modo que tendrá una comunión más clara con Dios y mostrará un mayor poder con el tiempo.

Aunque no tenga ninguna comodidad en este mundo y pierda todo lo que posea y sólo sufra hasta su muerte, esto no tendrá ninguna importancia si tiene fe. Romanos 8: 18 dice, “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” Como dije antes, no importa que clase de dificultades encontremos en el camino, no pueden comparase con las bendiciones y recompensas en el cielo. Así que, siempre podemos y debemos regocijarnos. AMEN

Queridos Hermanos:
Hay algo más que deben recordar. Es una bendición quedarse al lado del hombre de Dios que está atravesando persecuciones por el Señor. Cuando David estaba pasando por una situación muy difícil debido a la rebelión de su hijo, Absalón, Dios no se agradó con los que se unieron a los malvados. Aquellos que eran honestos y sinceros sabían que David era un hombre de Dios. Aunque en un momento parecía que Dios lo había abandonado, en realidad, sabían que David amaba a Dios de todo corazón. Por eso, no traicionaron a David sino que permanecieron a su lado.

Pasaron las mismas pruebas junto a David, incluso en situaciones donde peligraban sus vidas. Y cuando David volvió a estar en gracia con Dios, todos ellos también recibieron la gracia de Dios con él. ¿Qué habría hecho usted si hubiera sido uno de los siervos de David?

Imagine que el ejército de Absalón lo está persiguiendo muy de cerca, y su vida se ve amenazada si continúa siguiendo a David. Tiene que dejar su casa y todo lo que posee. No tiene tiempo de llevar consigo comida ni ninguna otra cosa. Tiene que escapar inmediatamente. No hay esperanza. Si tan sólo abandona a David y se esconde ahora, estará seguro. Incluso podrá recibir honra si se pasa al lado de Absalón. Él está ganando la batalla. Sin embargo, ustedes hermanos no harían eso. AMEN. Si usted realmente conoce el corazón sincero de David para Dios y su pueblo, y además sabe lo mucho que lo ama Dios, no abandonará jamás a su rey a quien está sirviendo. Aquellos que permanecen con un corazón sincero cuando un hombre de Dios atraviesa por dificultades, Dios les permitirá también participar en la gloria venidera después de esos momentos difíciles. Esa es la justicia de Dios.

En Lucas 22: 28-30, Jesús dijo a sus discípulos, “Pero vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis pruebas. [29] Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí, [30] para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce tribus de Israel.” ¡Qué grandes son las recompensas para los discípulos de Jesús, quienes fueron partícipes de las pruebas del Señor!

Simplemente esas recompensas son inimaginables. Si. Estuvieron al lado del Señor en sus pruebas. De igual modo, nosotros hemos pasado por muchos momentos difíciles, y nuestra iglesia ha sufrido persecuciones y críticas por causa del Señor. Aquellos que han permanecido con nosotros durante esas pruebas hoy están siendo bendecidos. Si. Usted ha sido grandemente bendecido. Si ha confiado al 100 % sin cambiar de opinión y ha orado con llanto hasta el día de hoy, debe haber sido bendecido al 100 %. Aquellos que cambiaron de forma de pensar, tuvieron que pasar por pruebas y los que permanecieron firmes fueron bendecidos.

Especialmente, a partir de 1998, muchos de los hermanos de nuestra Iglesia atravesaron por tres pruebas que no toda persona puede soportar. No intentó evitarlas ni tampoco abandonó la iglesia buscando su propio beneficio. Aunque fue criticado y acosado en su hogar y en su centro de trabajo, se mantuvo firme buscando la manera de fortalecer y alentar a la iglesia y a su pastor y viendo en qué manera podría aliviar sus cargas. Si ha actuado de este modo, ahora debe sentir que su amor a Dios y su esperanza por el cielo son mucho más grandes que antes. Ahora sabe que tiene fe espiritual. Siente que su fe es muy diferente de la que tenía hace dos años.

Tiene una fe que no será conmovida por ninguna clase de prueba. Su fe no será engañada por nada ni por nadie. Como ha sido testigo que Dios está con nosotros, tomará el camino correcto sin importar lo que suceda. Su fe no será engañada por palabras de hombres sino que verá las evidencias o las pruebas que Dios está con nosotros. El nivel del poder que se está manifestando en esta Iglesia es cada vez mayor y está en relación directa con sus bendiciones, de manera que pueda dar gloria a Dios al ser bendecido en su familia, en sus centros de trabajo, y en sus negocios.

Termino el mensaje. AAmados Hermanos en Cristo.

Este es el último de los mensajes sobre las Bienaventuranzas.
¿Cuánto de estas prédicas ha guardado en su corazón? Tanto el camino de las bendiciones de este mundo, como el de las bendiciones eternas, que ningún ser humano puede imaginar, está claramente indicado aquí en las Bienaventuranzas
Las personas se afanan mucho por vivir una vida bendecida tan sólo en esta tierra. 16 años de estudios desde primaria hasta la universidad. Algunos padres envían a sus niños al colegio desde inicial, y si le añadimos 2 años más para obtener el titulo de doctorado, son en total 20 años de estudio.

Incluso después de terminar sus estudios, no tiene garantizada una vida próspera y cómoda. Tendrá que someterse a una rigurosa competencia para escalar en su carrera. En cuanto empieza a trabajar en una compañía, hay muchas etapas por la que un simple empleado debe de pasar hasta llegar a ser director ejecutivo. Tiene que construir su vida día a día, paso a paso y vivir en ese stress diario de la competencia durante toda su vida. Algo parecido sucede con los militares. Luego de terminar secundaria, tienen que graduarse en la academia militar. Una vez que se les otorga el grado de teniente, empiezan a ascender en de acuerdo a una escala de diferentes rangos. Después de llegar a ser coronel, podrán darle una estrella con la aprobación del parlamento. Más adelante, para recibir dos estrellas, debe contar otra vez con la aprobación del parlamento.

Así que, se necesitan muchos años. Después de recibir tres estrellas, podrá llegar al grado de general de cuatro estrellas. ¿Existe la categoría de general de cinco estrellas? Anteriormente existía esa rango, pero probablemente ahora ya no. Bueno. El asunto es que tienen que ascender paso a paso sin tener ningún mal antecedente. Estas personas se afanan mucho por varios años de su vida en esta tierra. Y aun cuando se esfuerzan mucho, no pueden conseguir todo lo que quieren. Fallarán algunas veces. Se enfermarán. Tendrán problemas con sus hijos.

Y si sus hijos le obedecen, los enviará a estudiar a la Universidad y hará de ellos ciudadanos exitosos. Si le gusta el poder, los hará jueces, si le gusta el dinero, los enviará a algún instituto de economía y hará de ellos unos buenos hombres de negocios. ¿Sin embargo, puede controlar de esta manera la vida de sus hijos? ¡Claro que NO! En realidad es algo absurdo tratar de controlar a sus hijos a su manera. ¡Ni siquiera puede controlarse a usted mismo! Y aún así, quiere controlar a sus hijos. Todo esto no tiene sentido

De modo que, ni siquiera puede controlar a sus hijos a su manera. Aunque lleve una vida activa y diligente, llegue a conseguir cierta riqueza y posición social, en ese momento se dará cuenta que ya no es un joven. No tiene la fuerza que tenía antes. El grupo de hermanos de la tercera edad no es así, ¿Verdad? ¡Ustedes son fuertes! AMEN Ustedes vienen a la iglesia muy temprano los domingos. AMEN. Siempre me están esperando de pie cuando llegó los domingos a la iglesia. Incluso hoy día, estaban de pie formando dos filas muy largas. Se forman en filas y esperan hasta que llegue a la iglesia. Son hombres de 60, 70, 80 y de 90 años de edad. Están de pie perfectamente derechos. Incluso los jóvenes en realidad no tiene esa misma prestancia ni elegancia.

Entonces, cuando llego, ¡Me saludan en voz alta, exclamando “Manmin!” Y yo también les respondo diciendo, “Manmin”. Los veo cada día más fuertes y sanos. Ninguno de ellos camina encorvado. Tienen una postura perfecta. Sin embargo, cuando algunos de ellos vinieron a esta iglesia por primera vez, tenían problemas en la espalda. No obstante, ahora gozan de muy buena salud. ¡Son bendecidos! ¿Acaso tienen orgullo? ¿Se muestran altivos con el Pastor principal, quien es tan sólo un siervo de Dios? Por lo menos son 20 o 30 años mayores que yo, pero no dicen “¿Porqué tengo que saludar al Reverendo en las mañana?”

Está escrito que a menos que uno se vuelva como un niño no entrará al reino de los cielos, y estos hermanos son como niños. Lo hacen porque tienen esperanza del cielo. Así que, Dios les ha concedido salud. Si uno vive sólo de acuerdo a la Palabra, gozará de buena salud. Ahora, se están rejuveneciendo. “¡Amen!” Además, aunque alguien acumule muchas posesiones aquí en la tierra, no podrá llevarse nada consigo al momento de morir. Esta vida sólo es algo pasajero. Sin embargo, para los que viven para el Señor es muy diferente. Serán bendecidos en esta vida y recibirán bendiciones eternas en la vida por venir. Aun cuando pudieran vivir una vida pobre como el mendigo Lázaro, o aunque pasen por pruebas muy difíciles y pierdan sus vidas, la gloria del cielo, que no puede ser comparada con las bendiciones terrenales, los estará esperando.

Amados Hermanos:
Colosenses 3:2 dice, “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.” Filipenses 3:20 también menciona lo siguiente, “Más nuestra ciudadanía está en los cielos.” Espero que viva su vida esperando recibir la gloria que luego llegaremos a ver. Oro en el nombre del Señor para que cada día continúe avanzando a la Nueva Jerusalén y reciba todas las bendiciones de las Bienaventuranzas que nuestro Dios de amor y Padre desea darnos.

Amén

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch